Resistencia a Antibióticos | Como Puedes Evitar la Próxima Pandemia

Resistencia a Antibióticos | Como Puedes Evitar la Próxima Pandemia

No voy a decir que que la pandemia del covid-19 la veía venir, sería una gran mentira. Aún habiéndome enzarzado en conversaciones sobre las posibles pandemias causadas por la crisis climática, jamás me imaginé esta situación. Hay un paso muy grande entre saberse la teoría y experimentar las consecuencias. 

La relación entre crisis climática y pandemia tiene muchas vertientes. Por ejemplo, los glaciares se están derritiendo dejando sin hogar a millones de animales, pero también liberando virus milenarios totalmente desconocidos para nosotros. El 24/01/2020 el periódico ABC hablaba sobre el tema en este artículo. ¿Repercusión? Mínima. ¿Repercusión que se merecía? No lo sé, aunque creo que la población ha cambiado su reacción ante el concepto de virus desconocido

Con esto no quiero echar más leña al fuego. Mi objetivo lo tengo claro: empoderar a través de la información y ayudar a alinear nuestras acciones con nuestro conocimiento. En medio de este caos quiero contarte como podemos evitar la catástrofe sanitaria de la que nos llevan avisando demasiados años: la Resistencia a Antibióticos.


RESISTENCIA A ANTIBIÓTICOS

Empecemos por el principio. ¿Cómo ocurre la resistencia a antibióticos? Las bacterias aunque pertenezcan a la misma especie tienen ciertas diferencias genéticas, igual que nosotros mismos. De las millones de bacterias que puede haber en un ecosistemas por azar un pequeño porcentaje es resistente a antibióticos. Si añadimos un antibiótico morirán todas las bacterias menos ese pequeño porcentaje de resistentes. Hemos forzado la selección. También aumenta la resistencia a antibióticos debido a la transferencia horizontal de genes. Las bacterias pueden pasarse genes unas a otras, en este contexto significa que bacterias que no son resistentes pueden adquirir esta capacidad de sus compañeras.


RESISTENCIA A ANTIBIÓTICOS

Cada cierto tiempo aparece por mis redes sociales algún cartel incriminando a la población por usar antibióticos para todo. Lo que muy pocas veces encuentro es una advertencia que ponga: el 80% de los antibióticos de EEUU se venden a granjas y piscifactorias (1). Desgraciadamente no todos los paises tienen los datos públicos, pero la línea general es que se utilizan muchos más antibióticos en granjas que en farmacias. ¿Con qué consecuencias? Ya en 2013, por ejemplo, se vio en Pensilvania que quienes vivían más cerca de las granjas tenían un 30% más de probabilidad de ser infectados por Staphylococcus aureus resistente (2). Me pregunto si el porcentaje habrá aumentado en estos años.

En el pienso de los animales se añade sistemáticamente antibióticos con 2 objetivos. Por un lado evitar que si ocurre una leve infección se propague; el otro motivo es que los animales engordan más rápido. Las granjas se han convertido en grandes focos de microbios resistentes. Aún así el problema se expande más allá. El estiércol que se utiliza como abono lleva antibióticos o directamente bacterias resistentes, aumentando las especies resistentes en las tierras de cultivo. Incluso pueden aumentar en nuestros intestinos. Las bacterias de nuestro organismo pueden adquirir genes de los microbios de la carne y de cultivos contaminados aunque hayan muerto durante el cocinado. Este problema está escalando a tal nivel que se predice que en el año 2050 10 millones de personas morirán por resistencia a antibióticos (3). ¿Cómo evitarlo?


RESISTENCIA A ANTIBIÓTICOS

Un estudio sistemático de 2017 (1) respecto a como paliar esta situación concluyó que si la población redujese su consumo de productos animales a 40g/día la resistencia a antibióticos se reduciría en un 66%. 40g corresponde a una porción de cuerpos de animales o sus secreciones al día. Los autores del estudio consideran este cambio improbable y aportan otras posibilidades a nivel de legislación. Aún así advierten que el consumo de productos animales debería reducirse al menos a la mitad para conseguir resultados efectivos.

Entiendo la duda de estos autores. Desde su hoja de cálculo no podían predecir como se comportaría la población.  Por suerte para nosotros tenemos más datos con los que hacer predicciones. ¿Qué antecedentes tenemos? Proveg en su estudio Más Allá de la Carne (4) incluye una muy interesante encuesta. El 20% de la población española está reduciendo su consumo de productos animales para evitar la crisis climática. La cuarentena que estamos viviendo es un gran ejemplo de acción conjunta por el bien común. Cuando ya no quedan dudas, actuamos. 

El Centro de Control y Prevención de Enfermedades asegura que 3 de cada 4 nuevas enfermedades infecciosas provienen de animales (5).  A su vez en un informe conjunto de la OMS, la FAO y la OIE se expone como principal riesgo de aparición de nuevas enfermedades zoonóticas la demanda de proteína animal (6). Parece que no falta información, sino que esta se difunda.

RESISTENCIA A ANTIBIÓTICOS

Nuestro consumo ha plagado la tierra de granjas, de explotaciones ganaderas que alimentan la crisis sanitaria y climática. 70 mil millones es el número de animales que tenemos atrapados para matarlos y comerlos. Llegados a este punto y con las cartas sobre la mesa tú decides. ¿Pagar por enfermedades y catástrofes o por legumbres? Legumbres o cualquier otra proteína vegetal. Si decides actuar por nuestro futuro recuerda que mi buzón siempre está abierto para quien busque ayuda, además de la sección de recetas del blog claro.


PANDEMIA

Estamos haciendo un gran esfuerzo conjunto para frenar la pandemia del covid-19. Solamente actuando juntos podremos evitar la próxima crisis sanitaria. Igual que difundimos el mensaje de quedarse en casa te animo a que difundas esta información. Merecemos conocer todos los riesgos antes de tomar una decisión.

Como siempre gracias por leerme. Un saludo, 
Barby

P.S.: Gráfico recordatorio de cuanto puede reducirse tu huella ambiental según avances respecto a tu alimentación.


CARNE

Fuentes:
  1.  Van Boeckel, T., Glennon, E., Chen, D., Gilbert, M., Robinson, T., Grenfell, B., Levin, S., Bonhoeffer, S. and Laxminarayan, R., 2017. Reducing antimicrobial use in food animals. Science, 357(6358), pp.1350-1352. Enlace
  2. Casey, J., Curriero, F., Cosgrove, S., Nachman, K. and Schwartz, B., 2013. High-Density Livestock Operations, Crop Field Application of Manure, and Risk of Community-Associated Methicillin-ResistantStaphylococcus aureusInfection in Pennsylvania. JAMA Internal Medicine, 173(21), p.1980. Enlace
  3. de Kraker, M., Stewardson, A. and Harbarth, S., 2016. Will 10 Million People Die a Year due to Antimicrobial Resistance by 2050?. PLOS Medicine, 13(11), p.e1002184. Enlace
  4. Informe de Proveg: Más Allá de la carne. Enlace
  5. Zoonotic Diseases. Ceners for Disease COntrol and Prevention. Enlace
  6. Chomel, B., 2003. Control and Prevention of Emerging Zoonoses. Journal of Veterinary Medical Education, 30(2), pp.145-147. Enlace (Anexo 4.1 página 40)
Garbanzos al Pimentón | Receta Rápida y Saludable

Garbanzos al Pimentón | Receta Rápida y Saludable

Tener la comida lista en 5-10 minutos es posible, incluso puede ser una comida saludable. Legumbres al rescate. Los potajes están muy bien, pero tenemos muchas más posibilidades. Aquí os dejo mi propuesta más rápida y sencilla, es tan fácil que llamarlo receta me parece exagerado.

Garbanzos al pimentón

GARBANZOS AL PIMENTON

Ingredientes:

  • 200g de garbanzos por persona (aproximado a las recomendaciones generales)
  • Aceite de Oliva Virgen Extra, si resulta muy caro es mejor el aceite de oliva refinado que el de girasol.
  • Especias al gusto, mi recomendación: media cucharada* de pimentón dulce, otra media de pimento picante, media de comino (en grano o en polvo), media de ajo el polvo o 2 dientes, media de perejil y una pizca de sal yodada**. 
* Con cucharada me refiero a la sopera.
** La OMS, y en general los nutricionistas, recomiendan para toda la población optar por la sal yodada. Más información aquí.

Preparación:
GARBANZOS AL PIMENTON

En una sartén calentar el aceite y las especias a fuego bajo y dejar que la mezcla infusione. Es muy importante que el fuego este bajo para que no se quemen las especies. Cuanto más tiempo más sabor conseguiremos. Mi consejo es encender el fuego y dejar la mezcla mientras preparas el acompañamiento de los garbanzos. 

Lo más importante para que sea saludable es acompañarlos de verduras. Podemos preparar una ensalada de primero, tomarnos un vaso de gazpacho, calentar un pisto o una crema de verduras que tengamos en la nevera. Según el hambre que sintamos podemos echar más garbanzos o añadir patata cocida/al horno, arroz integral, pasta integral, pan integral...

GARBANZOS AL PIMENTON

Después de mínimo 5 min, yo recomiendo 10, añadir los garbanzos. Pueden ser de bote o que cuezas muchos una vez a la semana e ir usándolos. Si te asusta que las legumbres te den gases aquí te cuento como evitarlos. Tras añadir los garbanzos subir a fuego medio y remover para que se impregnen bien.

GARBANZOS AL PIMENTON

Servir con el acompañamiento que prefieras. Puede ser tan sencillo como picar unos tomates o calentar sobras de verduras con arroz.

GARBANZOS AL PIMENTON

Si tengo arroz o pasta con verduras las paso por la sartén para que cojan sabor, sino tuesto un poco de pan integral. La foto no hace justicia al sabor.

A pesar de la sencillez es una receta con mucho sabor. Desde que que se la enseñé a mi novio ha preparado así los garbanzos varias veces y me va contando si consigue el punto de pimentón que a él le gusta. Tengamos en cuenta además que una de las principales recomendaciones nutricionales actualmente es que aumentemos nuestra ingesta de legumbres. Ayudan a combatir la diabetes, los problemas cardiovasculares, el sobrepeso... Si os interesa la parte nutricional os recomiendo el blog de Dime que comes

CARNE
Comiendo legumbres ayudamos a nuestra salud y al planeta
Me alegra pensar que esta receta sencilla puede facilitar a alguien su cuidado de la salud. Es el momento de compartir el link con esa persona a la que quieres y quizás necesita un empujocito.

No olvides que puedes escribirme y proponerme entradas que consideres útiles. Un saludo,
Barby
Feminismo y Pseudociencias | ¿Por qué se relacionan?

Feminismo y Pseudociencias | ¿Por qué se relacionan?

Aunque no es algo de lo que hablo mucho por aquí, estudio la carrera de Bioquímica y este año, en mayo de 2020, me gradúo. Inevitablemente la ciencia forma parte de mi día a día. Nuestra relación ha pasado por muchos puntos, desde la adoración absoluta hasta entender que esto a lo que llamamos mundo es complejo y que con una única perspectiva te quedas a medio camino. Una de las grandes luchas que tenemos actualmente en el panorama científico es el auge de las pseudociencias y sus promesas. Muchos de los embatados que conozco atribuyen este auge a estúpidos y estafadores. En contra de nuestro venerado método científico, sacamos conclusiones de meras observaciones. ¿Dónde ha quedado el análisis?

Hoy quiero profundizar contigo sobre este auge en el contexto del feminismo. Sí, mientras estábamos hablando del techo de cristal, de minutos de silencio por las que faltan; ha crecido una vertiente feminista que recomienda dejar de ir al ginecólogo y pasarse a los baños de vapor vaginales. De esto, queridos compañeros de profesión, tenemos (en parte) la culpa los científicos. Tras soltar esta bomba me explico. 



Criticamos las pseudociencias en base a su falta de estudios completos que demuestren esos beneficios que aseguran. Sin embargo, durante años nuestros maravillosos estudios con una (supuesta) infranqueable base estadística han estado inundados de sesgo de género. El 100% de los sujetos eran hombres cis blancos. ¿La justificación? Sencilla en muchos casos, tener en cuenta el ciclo hormonal femenino dificulta los estudios; y como todos sabemos la ciencia no se trata de desentrañar paradigmas complicados (modo irónico activado). Así es como hemos llegado a un sistema sanitario  occidental en el que las mujeres mueren por infarto de miocardio a pesar de haber ido al hospital (referencia). No sabemos diagnosticar infartos en mujeres. Los síntomas son lo suficientemente diferente entre sexos como para que el sistema de diagnostico que tenemos excluya a la mitad de la población. Querida comunidad científica, la hemos cagado. Si esto os impacta, deciros que las cifras empeoran aún más si eres una mujer negra (referencia). Hemos estado buscando diagnósticos universales fijándonos en una fracción mínima de la sociedad. Aún va a más, incluso los estudios hechos con animales muestran sesgo de género, pero bueno, de estos problemas ya hablé en otro blog.

Partimos de una base muy inestable, pero aún existen más puntos que acercan el feminismo a las pseudociencias. Esos baños de vapor vaginales que he mencionado los descubrí por twitter. Una usuaria estaba pidiendo ayuda porque constantemente sufría infecciones y el ginecólogo le dijo que le tocaba aguantarse. Otra compañera  le recomendaba dichos baños. ¿Estúpidas y estafadoras? ¿Seguro? Para mi esto es una víctima. Aunque no conozco el caso y mi experiencia con la ginecología es a nivel de usuaria, me pregunto qué hubiese pasado si el ginecólogo le hubiese hablado de la copa menstrual, o al menos no la hubiese abandonado como paciente. Cuando el sistema sanitario te abandona quedas a merced del desconocimiento y estafadores.

Igual que le digo a mis compañeros científicos que no hemos estado haciendo bien los estudios, os digo al personal sanitario que no nos escucháis lo suficiente. A nivel estadístico es difícil diferenciar cuándo los infradiagnósticos ocurren por mala base científica y cuándo por mala escucha del médico. Por eso permitirme que os cuente una corta historia. Hace un año me rompí el codo esquiando. Me caí y mi familia se fue sin mi, otro esquiador paró y llamó a urgencias. Cuando vinieron a por mi me dolía el brazo entero, especialmente la muñeca, y así se lo dije a quien me llevó al hospital. Pasado el trauma del golpe en sí, me di cuanta que lo que realmente me dolía era el codo. El conductor ya había avisado de que me dolía la muñeca. Durante la hora que estuve esperando a mi familia dije mínimo 15 veces que me dolía el codo. Lo repetí, os aseguro que lo repetí. Sin embargo, todo el mundo me miraba la muñeca y me decía que estaba bien, que tenía que intentar que se me pasase el susto. Llegó mi padre a la sala de espera decidido a rescatar a su hija. "Papá, me duele el codo y no me hacen caso", fue lo primero que le dije. En 5 minutos estaban haciéndome la radiografía del codo. Gracias papá, ¿pero y si no hubieses estado ahí?

A cuantas habrán mandado a casa con sus dolores. Hace poco subí una historia a instagram contando que por fin me habían diagnosticado la causa de mis dolores de espalda. Me escribisteis 5 mujeres para decirme que vuestro médico os ha llamado exageradas y no os quieren hacer más radiografías. Lo siento. También lo siento por todo el personal sanitario que se aleja por completo de lo que estoy contando. Sé que existís, pero tenemos que hablar de este problema para solucionarlo. 

La última pregunta. ¿Por qué lo has titulado feminismo si estás hablando de machismo? Porque somos tantas las que alguna vez hemos sido ignoradas que es normal que hagamos comunidad. Sí, hay estafadores por ahí. También hay mujeres que inconscientemente están dando voz a estos estafadores. No me preocupa esa infusión que alguna recomienda porque le ayuda con dolores menstruales. Siendo sincera, yo me tomo una manzanilla cuando me duele la tripa sin tener ni idea de si funciona. Lo que me preocupa, compañeras, es que intentando ayudarnos nos hagamos daño. Los baños de vapor harían que las infecciones se multiplicasen estrepitosamente pudiendo llegar a casos muy graves.

Mi recomendación complicadamente sencilla es que quienes estemos dentro del panorama científico-sanitario tenemos que actuar frente a estas malas prácticas. A mis compañeras que llevan la sororidad por bandera, lo primero, gracias; lo segundo, mientras el sistema continue así debemos hacer lo posible por asegurarnos de que nuestro intento de ayudar no va a acabar perjudicando.

Como siempre, gracias por leerme. Sé que aquí solemos hablar sobre cómo salvar el mundo de la crisis climática, pero acabar con las desigualdades en el proceso también es importante. Un saludo y hasta la próxima,
Barby

P.S.: Aquí os dejo un estudio que muestra que la copa menstrual es segura y aquí otro sobre cómo ha ayudado a las adolescentes de Kenya no tener que abandonar su educación.
Moda Sostenible | ¿Qué ropa cuida nuestro planeta?

Moda Sostenible | ¿Qué ropa cuida nuestro planeta?


Me expreso, luego existo. Ese es mi lema. Junto a la palabra, la ropa ha sido siempre una de mis herramientas de expresión favoritas. Conocer la gran huella contaminate de la industria textil no lo ha cambiado. El resultado ha sido encontrar esa línea que separa la creatividad del consumo. Moda con estilo, con arte, con reivindicación; sin explotación laboral, del planeta ni de los animales. Esta es mi moda y vengo a contarte cómo he hecho para encontrarla.

Aunque tengo solo 21 años, llevo unos cuantos creando contenido relacionado con la moda. Sin ir más lejos, este es el outfit más antiguo del blog y este el último que he subido. Pasearme por mi propia plataforma (o instagram) y ver cómo ha ido cambiando mi estilo me saca una sonrisa. La comunicación y sus mil facetas. En seguida queda claro que ya no soy esa adolescente y este ya no es ese blog. Ciertas vivencias y una mayor concienciación impulsaron lo que es hoy Barbarapgs.

La industria textil es responsable del 8% de las emisiones de efecto invernadero que la humanidad emite cada año. Al transporte (coches, barcos, aviones... todo combinado) se le relaciona con el 14% y la industria cárnica/ganadera es responsable del 18-51%, según qué tipo de emisiones (directas y/o indirectas) se tengan en cuenta. A pesar de los datos; transporte, transporte y transporte parece ser lo único de lo que se habla. Por intentar equilibrar la balanza publiqué la entrada sobre el impacto de los lácteos y comparto recursos que empoderan nuestras decisiones. Sigamos con el empoderamiento, esta vez hablando de cómo podemos vestir a nuestro gusto y sin cargarnos el planeta.

Moda sostenible
El termino de Fast Fashion, o moda rápida, no podría ser más acertado. Hemos pasado de 2 temporadas al año a sacar prendas nuevas cada semana, lo que es tendencia a principios de mes está pasado de moda a finales. ¿A qué estamos llamando moda? La moda no está, es. El arte evoluciona, pero no por ello deja de ser arte. Si algo es tan efímero que solamente "dura" una temporada nunca ha sido arte, es consumo. Te traigo esta reflexión como fundamento de que para vestir Moda Sostenible (casi) todo lo que necesitas ya lo tienes en el armario.

Por eso el primer paso es sacarle el máximo partido a nuestras prendas. Sin duda no es tan fácil decirlo como hacerlo. Después de dos años haciendo esforzándome por ponerlo en práctica los mejores consejos que puedo darte son:
  • Conoce tu propio estilo
  • Ten ordenadas tus cosas
  • No tengas miedo a repetir

"Esto no, que me lo puse la semana pasada". Primer conjunto, segundo, tercero... y al cuarto o quinto me pruebo ese jersey que había dejado apartado. ¿Por qué no repetir? Qué le voy a hacer yo si tengo los pantalones más cómodos del mundo o si al ponerme mi abrigo de tartan me siento capaz de afrontar cualquier situación. 


Claro que, a veces puedo pasarme media hora buscando el vestido del que me he acordado. Tengo que decir a mi favor que tener la ropa repartida entre dos casas (casa padre vs casa madre) complica la situación. Aun así, tener el armario ordenado, además de ahorrarte unos minutos por la mañana, facilita muchísimo que aprovechemos al máximo nuestras prendas. ¿Cómo vamos a cojuntar la ropa si no sabemos todo lo que tenemos ni donde?

Bien conoce quien ha estado en mi habitación mi batalla constante contra el desorden. Parpadeo y vuelve a ganar terreno. Sin embargo, en términos de moda sostenible, el mayor reto seguramente sea conocer nuestro estilo. No lo niego, es un desafío a la altura de intentar conocernos a nosotros mismos. Sin entrar en algo tan profundo me gustaría darte dos ideas. Quizás no seas capaz de describir tu estilo, pero sí tu horario. ¿Trabajas en una oficina? ¿Tienes que llevar un uniforme? ¿Sueles tener eventos formales? ¿Haces deporte a menudo? ¿Cada cuánto sales de fiesta? Saber qué necesitamos es una buena base desde la que preguntarnos qué queremos. El siguiente paso es más practico. En tu red social favorita, o una carpeta de tu móvil, guarda fotos de los outfits que te gusten, pero sobre todo qué te imagines llevándolos. Si todas las fotos son tonos claros y lisos, entonces sabes que esa camisa estampada mejor no te la compres.



Aunque no te lo creas de primeras, no suelo llevar grandes flores en el pelo. He recuperado esta foto en la feria de Almería para recordar el siguiente punto de la moda sostenible: Comparte e Intercambia. A pesar de no recordar la ultima vez que me compré algo nuevo no paro de estrenar ropa. ¿Cómo es posible? El truco está en tener una madre y una abuela que están constantemente reorganizando su armario. O una hermana, una prima o un grupo de amigas. Llega un punto en el que nos cansamos de nuestra ropa aunque esté en buenas condiciones. Antes de donarla es buena idea preguntar en nuestro ambiente si alguien lo quiere. Quién sabe, quizás entres en un ciclo de intercambio y evolución de estilo muy chulo.




La magia de los detalles. Algo nuevo. Sí, se puede comprar y seguir siendo sostenible. Solamente hay que tener en cuenta que la ropa que menos contamina es la que ya existe. El truco está en que además de haber ropa en tu armario o en el de tu hermana hay cada vez más tiendas y webs donde comprar ropa de segunda mano. Yo me compré una preciosísima cazadora levis a muy buen precio. Sin embargo, tuve la mala suerte de que la segunda vez que me la puse me la robaron. Por eso esta es la única foto cutre que tengo. La verdad que me desanimó bastante porque cada compra de segunda mano es una experiencia única. Ya sea buscando por una aplicación o en tienda lo que decidas coger tiene un toque.



Llega el final de la entrada y hay que afrontar la realidad: no todo se puede comprar de segunda mano. Un ejemplo bastante obvio es la ropa interior. Los básicos que tenemos en nuestro armario se van gastando, ¿qué hacer cuando toque renovarlos? Puede que te pase como a mi, por haber aplicado los consejos anteriores pude invertir en prendas de calidad. La marca que elegí fue Organic Basic, y sí, lo pagué con mi dinero. Después me contactaron para ofrecerme algún otro producto y un código de descuento. En esta entrada os conté cómo consiguen que sus productos tengan un menor impacto medioambiental. Si te interesa ropa básica de hombre o mujer, ropa interior o ropa de deporte puedes usar el código de descuento BARBARAOBC.

¿Cual te parece el paso más importante para vestir moda sostenible? ¿Y el más fácil? ¿Te gustaría que hablase sobre más marcas de ropa sostenibles? Aunque no sean la primera opción, ya que hay compañías esforzándose por mejorar las prácticas de la industria de la moda creo que se merecen su reconocimiento. 

Nos leemos en comentarios y la próxima semana.
Un saludo,
Barby

P.S.: Si has llegado hasta aquí y aún te preguntas si el fast fashion es tan problemático te dejo este mini video de mi amigo Anxo Ma que lo resume muy bien