Moda Sostenible | ¿Qué ropa cuida nuestro planeta?


Me expreso, luego existo. Ese es mi lema. Junto a la palabra, la ropa ha sido siempre una de mis herramientas de expresión favoritas. Conocer la gran huella contaminate de la industria textil no lo ha cambiado. El resultado ha sido encontrar esa línea que separa la creatividad del consumo. Moda con estilo, con arte, con reivindicación; sin explotación laboral, del planeta ni de los animales. Esta es mi moda y vengo a contarte cómo he hecho para encontrarla.

Aunque tengo solo 21 años, llevo unos cuantos creando contenido relacionado con la moda. Sin ir más lejos, este es el outfit más antiguo del blog y este el último que he subido. Pasearme por mi propia plataforma (o instagram) y ver cómo ha ido cambiando mi estilo me saca una sonrisa. La comunicación y sus mil facetas. En seguida queda claro que ya no soy esa adolescente y este ya no es ese blog. Ciertas vivencias y una mayor concienciación impulsaron lo que es hoy Barbarapgs.

La industria textil es responsable del 8% de las emisiones de efecto invernadero que la humanidad emite cada año. Al transporte (coches, barcos, aviones... todo combinado) se le relaciona con el 14% y la industria cárnica/ganadera es responsable del 18-51%, según qué tipo de emisiones (directas y/o indirectas) se tengan en cuenta. A pesar de los datos; transporte, transporte y transporte parece ser lo único de lo que se habla. Por intentar equilibrar la balanza publiqué la entrada sobre el impacto de los lácteos y comparto recursos que empoderan nuestras decisiones. Sigamos con el empoderamiento, esta vez hablando de cómo podemos vestir a nuestro gusto y sin cargarnos el planeta.

Moda sostenible
El termino de Fast Fashion, o moda rápida, no podría ser más acertado. Hemos pasado de 2 temporadas al año a sacar prendas nuevas cada semana, lo que es tendencia a principios de mes está pasado de moda a finales. ¿A qué estamos llamando moda? La moda no está, es. El arte evoluciona, pero no por ello deja de ser arte. Si algo es tan efímero que solamente "dura" una temporada nunca ha sido arte, es consumo. Te traigo esta reflexión como fundamento de que para vestir Moda Sostenible (casi) todo lo que necesitas ya lo tienes en el armario.

Por eso el primer paso es sacarle el máximo partido a nuestras prendas. Sin duda no es tan fácil decirlo como hacerlo. Después de dos años haciendo esforzándome por ponerlo en práctica los mejores consejos que puedo darte son:
  • Conoce tu propio estilo
  • Ten ordenadas tus cosas
  • No tengas miedo a repetir

"Esto no, que me lo puse la semana pasada". Primer conjunto, segundo, tercero... y al cuarto o quinto me pruebo ese jersey que había dejado apartado. ¿Por qué no repetir? Qué le voy a hacer yo si tengo los pantalones más cómodos del mundo o si al ponerme mi abrigo de tartan me siento capaz de afrontar cualquier situación. 


Claro que, a veces puedo pasarme media hora buscando el vestido del que me he acordado. Tengo que decir a mi favor que tener la ropa repartida entre dos casas (casa padre vs casa madre) complica la situación. Aun así, tener el armario ordenado, además de ahorrarte unos minutos por la mañana, facilita muchísimo que aprovechemos al máximo nuestras prendas. ¿Cómo vamos a cojuntar la ropa si no sabemos todo lo que tenemos ni donde?

Bien conoce quien ha estado en mi habitación mi batalla constante contra el desorden. Parpadeo y vuelve a ganar terreno. Sin embargo, en términos de moda sostenible, el mayor reto seguramente sea conocer nuestro estilo. No lo niego, es un desafío a la altura de intentar conocernos a nosotros mismos. Sin entrar en algo tan profundo me gustaría darte dos ideas. Quizás no seas capaz de describir tu estilo, pero sí tu horario. ¿Trabajas en una oficina? ¿Tienes que llevar un uniforme? ¿Sueles tener eventos formales? ¿Haces deporte a menudo? ¿Cada cuánto sales de fiesta? Saber qué necesitamos es una buena base desde la que preguntarnos qué queremos. El siguiente paso es más practico. En tu red social favorita, o una carpeta de tu móvil, guarda fotos de los outfits que te gusten, pero sobre todo qué te imagines llevándolos. Si todas las fotos son tonos claros y lisos, entonces sabes que esa camisa estampada mejor no te la compres.



Aunque no te lo creas de primeras, no suelo llevar grandes flores en el pelo. He recuperado esta foto en la feria de Almería para recordar el siguiente punto de la moda sostenible: Comparte e Intercambia. A pesar de no recordar la ultima vez que me compré algo nuevo no paro de estrenar ropa. ¿Cómo es posible? El truco está en tener una madre y una abuela que están constantemente reorganizando su armario. O una hermana, una prima o un grupo de amigas. Llega un punto en el que nos cansamos de nuestra ropa aunque esté en buenas condiciones. Antes de donarla es buena idea preguntar en nuestro ambiente si alguien lo quiere. Quién sabe, quizás entres en un ciclo de intercambio y evolución de estilo muy chulo.




La magia de los detalles. Algo nuevo. Sí, se puede comprar y seguir siendo sostenible. Solamente hay que tener en cuenta que la ropa que menos contamina es la que ya existe. El truco está en que además de haber ropa en tu armario o en el de tu hermana hay cada vez más tiendas y webs donde comprar ropa de segunda mano. Yo me compré una preciosísima cazadora levis a muy buen precio. Sin embargo, tuve la mala suerte de que la segunda vez que me la puse me la robaron. Por eso esta es la única foto cutre que tengo. La verdad que me desanimó bastante porque cada compra de segunda mano es una experiencia única. Ya sea buscando por una aplicación o en tienda lo que decidas coger tiene un toque.



Llega el final de la entrada y hay que afrontar la realidad: no todo se puede comprar de segunda mano. Un ejemplo bastante obvio es la ropa interior. Los básicos que tenemos en nuestro armario se van gastando, ¿qué hacer cuando toque renovarlos? Puede que te pase como a mi, por haber aplicado los consejos anteriores pude invertir en prendas de calidad. La marca que elegí fue Organic Basic, y sí, lo pagué con mi dinero. Después me contactaron para ofrecerme algún otro producto y un código de descuento. En esta entrada os conté cómo consiguen que sus productos tengan un menor impacto medioambiental. Si te interesa ropa básica de hombre o mujer, ropa interior o ropa de deporte puedes usar el código de descuento BARBARAOBC.

¿Cual te parece el paso más importante para vestir moda sostenible? ¿Y el más fácil? ¿Te gustaría que hablase sobre más marcas de ropa sostenibles? Aunque no sean la primera opción, ya que hay compañías esforzándose por mejorar las prácticas de la industria de la moda creo que se merecen su reconocimiento. 

Nos leemos en comentarios y la próxima semana.
Un saludo,
Barby

P.S.: Si has llegado hasta aquí y aún te preguntas si el fast fashion es tan problemático te dejo este mini video de mi amigo Anxo Ma que lo resume muy bien


No hay comentarios

Publicar un comentario