Recetas Veganas para el Verano

Tengo la sensación de que aún se asocia la proteína vegetal, típicamente legumbres, con comidas muy invernales. El puchero lo conocemos bien, pero... ¿y para verano? Pues mira si hay opciones que he tenido que contenerme para recopilar solo 25 recetas saladas y 10 dulces para que este verano comamos más saludable y sostenible.



Sandwiches y bocadillos

Aunque parezca imposible de creer existen los sandwiches vegetales de verdad, sin huevo ni atún. ¿No me crees? Te dejo pruebas:


Un clásico americano, el sandwich BLT de bacon, lechuga y tomate. ¿Adivinas con que se sustituye el bacon? Para mi es uno de los mayores descubrimientos veganos.  


Cada maestrillo tiene su librillo y cada vegana tiene su forma de hacer un preparado tipo atún. Jenny lo hace con tofu y le queda perfecto para un sandwich básico. Receta aquí.


Y con garbanzos es capaz de hacer un picadillo con sabor a huevo. O bueno, el sabor es un extra. Cada cual le puede dar un toque con nuestras especias favoritas. Receta aquí.


Este es mi favorito: bocadillo vegetal de hummus pimiento asado y setas. Con ingredientes sencillo se pueden conseguir combinaciones muy sabrosas. Receta aquí.


Espero que te hayas fijado en que todas las opciones tienen alguna fuente de proteína. Muchas verduras entre dos panes es un aperitivo, no una comida completa. Si el bocadillo va a ser la comida añadir proteína vegetal es esencial para que no pasemos hambre.


Ensaladas

Se acabaron las ensaladas aburridas que te dejan con hambre. Más allá de la lechuga hay un amplio mundo de posibilidades para comer rico, fresco y nutritivo.



El año pasado me enamoré de esta ensalada de alubias y perejil. Nada de lechuga, pero bien de hierro y proteína. Muy sencilla y adaptable a tus gustos.


Ensalada caprese con mozzarella de tofu. A pesar del bajo precio queda como un plato sofisticado para una buena cena en casa.


Si me sigues en instagram sabrás que mi favorita es la ensalada italiana. Podemos comprar un queso feta vegano o hacer un parmesano casero. De hecho, parmesano de anacardos, tomate y albahaca es todo lo que necesitas para un delicioso entrante.


La mítica ensalada de pasta sigue siendo una buena opción. Eso sí, he escogido esta porque Jenny le añade 3  fuentes de proteína diferentes: lentejas, tofu y pistachos. Aunque yo, por ejemplo, soy más de tempeh y nueces lo importante es que si quitamos un ingrediente animal añadamos uno vegetal equivalente para no quedarnos con hambre. Si aún tienes dudas con esto te recomiendo la entrada de cómo comer sano y vegano.


Si quieres salir un poco de la pasta, pero quieres una opción igual de fácil la ensalada de quinoa es perfecta para ti. 



Ensaladilla rusa muy española, muy vegana. Porque dentro del veganismo descubrimos platos nuevos mientras disfrutamos de los de siempre.


Para el final he dejado el amor de mis amores: la ensalada pico de gallo. Deliciosa entre horas con unos nachos, como entrante, para acompañar fajitas etc. Este plato consigue introducir verduras en preparaciones que normalmente asociamos a la comida rápida. Una prueba de que salud y antojos no son incompatibles.


Tacos, fajitas y burritos

No se me da muy bien a mi distinguir entre estas 3 opciones, lo que tengo claro es que todas me encantan. Dan mucho juego y son muy fáciles de preparar. 



Tacos de soja texturizada, solo con la foto ya me ha entrado hambre. Muy proteicos y sencillos, por lo que son geniales para adolescentes y gente activa.



Burritos de garbanzos y patatas, una comida completa por menos de 1€. Y con lo que te ahorras a disfrutar del verano.


Fajitas de seitan, mis favoritas. Hacer seitan casero puede ser un poco laborioso. Por suerte cada vez hay más opciones en los supermercados. Puede que la primera marca que pruebas no te guste, cada cual lo hace a su manera. A lo mejor hay otra que te encante. Sin embargo, viendo la cantidad de opciones que tenemos esta claro que no tenemos que forzarnos a que nos guste todo.


Nada más sencillo que uno tacos veganos de frijoles. Por favor, no te olvides de las especias. Cuántos tacos sosos me habrán servido. Puedes usar las mismas que usarías para la carne. No le echemos la culpa a los vegetales del sabor si no estamos condimentando nuestra comida.


Lo único que me queda por probar: los tacos de chorizo vegano. ¿Adivinas con que ingrediente se hace el chorizo?



Extra: crema agria de almendras. Puedes acompañar todos estos tacos con una sencilla y rica crema agria a base de almendras o anacardos.


Principales variados

Bienvenida al cajón desastre de platos varios que me gustan para el verano.



Mínimo una vez por semana preparo una tortilla vegana de calabacín. Desde que descubrí los trucos para que quede jugosa se ha convertido en un básico imprescindible.


En todas las culturas existen platos tradicionales que son veganos, como por ejemplo la paella de verduras. Hacerla bien tiene su dificultad. Jenny desde Valencia nos da todas las claves.


Te presento los inicios de todas las personas veganas: los bowls. Vale, lo admito, son los patos combinados de toda la vida, pero llegó instagram y les cambió el nombre. 

Junta en un plato algo de carbohidratos, proteína, las verduras que más te gusten y listo. Además de ser un buen básico cuando no tienes mucho repertorio cocinando es una forma perfecta de aprovechar las sobras. Receta bowl de hummus.


Cuando hago bowls lo que más suelo añadir es falafel. Me gusta prepararlo al horno e ir comiendo a lo largo de la semana. Lo uso como fuente de proteína en muchos platos.


Algo con lo que me gusta mucho combinar el falafel es con cous cous de verduras


Otro básico para mí son las hamburguesas como estas de soja texturizada y zanahoria. Podemos tomarlas entre panes o en como parte de un plato combinado. Si has intentado hacer hamburguesas vegetales antes y no lo conseguiste mejor empieza por esta receta: hamburguesa de alubias.



Podríamos definir los Poke como un tipo muy específico de bowl. Es una fusión de cocina hawaiana y asiática. Si te gusta el sabor a pescado te recomiendo macerar el tofu con este aliño con sabor a mar.


Continuando la tradición dejo para el final una receta que estoy deseando probar: arroz jambalaya.


Postres y dulces

Para alimentar ese estómago extra especializado en el dulce también tenemos muchas opciones veganas.

Las bolitas energéticas de dátiles son estupendas para picnics y acompañar los bocadillos. También son muy recomendables para niños o, en general, si queremos tener algo dulce ya preparado para picar entre horas.

¿Cómo impresionar sin saber mucho de cocina? Nada como las mini tartas de yogurt. Solamente hay que montar las capas y te queda un postre precioso.



Aunque ya se venden bastantes helados veganos en los supermercados no esta demás conocer alguna receta de helado casero. Este en concreto es de vainilla y caramelo.


Uno creería que si se hace vegano nunca más iba a tomar tarta de queso, pero Patri nos demuestra que es más que posible. En este caso son unas mini cheeseckaes de coco, limón y fresa.


Hay algo mágico en preparar polos caseros. Los peques de la casa lo saben bien. Ayuda a entrenar un poco la paciencia. Estos son de coco y mango, los típicos polos soleros en versión vegana.


Entre las opciones un poco más elaboradas tenemos esta mouse de limón. De hecho, una vez conocemos la base podemos cambiar el sabor al que más nos guste. ¿Alguien más está pensando en chocolate?


Un clásico entre los clásicos: bizcocho de chocolate y naranja.



Hace poco descubrí la delicia que es el helado de cacahuete. A veces salirse un poco del chocolate merece la pena.

Te dejo un descuento para comprar cremas de frutos secos en vidrio y a buen precio en nut&me con el código: BARBARAPGS.


Y para acompañar el helado este brownie saludable y sin gluten


Por último mi dulce favorito del mundo: las galletas crujientes (sin azúcar) mojadas en un café con leche de soja.


Espero que esto os traiga inspiración para comer más saludable y sostenible este verano (y los próximos). Cuéntanos en comentarios cuál es tu receta básica del verano y cuál de estas te llama más la atención.


Muchas gracias por leerme, te espero en la próxima entrada.

Un saludo,

Barby

P.S.: Si te gusta mi contenido y quieres ayudar a que pueda hacer más puedes hacer una donación simbólica en forma de café pulsando aquí abajo.





1 comentario