Mis propósitos para el verano 2017

Mis propósitos para el verano 2017

Buenos días, tardes o noches, ¿cómo os va todo? Parece que os pregunto por preguntar, pero de verdad que me interesa :). Yo estoy disfrutando del verano que para eso está, eso sí, también hay que aprovecharlo. Si lleváis un tiempo por aquí sabréis que soy una persona de propósitos, sino os recomiendo esta entrada para cumplir nuestros propósitos en general.

Este verano tengo 5 propósitos que intentará cumplir:
  1. Estudiar (un poco) de francés
  2. Leer, leer y más leer
  3. Empezar a correr
  4. Estudiar el carnet de conducir
  5. Darle vida a instagram
  • Estudiar (un poco) de francés
No puedo negar que soy una chica de ciencias, por algo estudio bioquímica. Sin embargo, me niego a renunciar a los idiomas. No tengo un talento oculto para los idiomas, no tengo un oído excepcional ni facilidad para los acentos y pronunciaciones. El buen nivel que tengo de inglés lo he conseguido trabajando, así que sé que puedo conseguirlo con cualquier idioma. Por eso quiero apuntarme este próximo curso a francés, pero como lo he tenido abandonado un tiempo uno de mis propósitos para este verano es refrescarme un poco la memoria.

  • Leer, leer y más leer

Siguiendo un poco la misma línea, mi siguiente propósito es volver a leer, digo volver porque estamos en la misma situación. Durante los año de secundaría leía bastante, después pasé a leer las lecturas obligatorias de bachiller (que en mi caos no eran pocas) y además algunos libros que me recomendaba mi profesor de lengua. La verdad es que me da vergüenza admitir que durante este curso no he leído ningún libro. Por eso ya me he leído uno nada más acabar, así que agradezco recomendaciones, en este post podéis encontrar 5 propuestas para vuestras lecturas de verano. Para matar dos pájaros de un tiro me he comprado 3 libros en francés :P.

  • Empezar a correr
Con respecto al año pasado he mejorado notablemente mi rutina de ejercicio (teniendo en cuenta que antes era nula lo tenía fácil jajaja), pero siento que me he estancado. En el ejercicio si estas mucho tiempo haciendo lo mismo al final parece que no haces nada. Voy a abandonar un poco la bici y me voy a atrever a darle a la cinta paulatinamente. En general voy a añadir nuevos ejercicios que son los que me necesito ahora. Para ser sincera este es el propósito que veo más difícil, ya os contaré como fue la cosa. (Se aceptan consejos y recomendaciones)

  • Estudiar el carnet de conducir
Sacarme el carnet entero este verano es imposible, no paso el suficiente tiempo en Madrid. Por eso me lo he planteado en dos partes, quiero aprobar el teórico a principios de septiembre e ir a por el práctico en diciembre. La verdad es que cada vez que abro el libro me duermo, por eso necesito marcarme este propósito para avanzar. Para mi esta es la magia de los propósitos, el empujón que necesitamos para conseguir lo que queremos.


  • Darle vida a instagram

En principio este debería ser el más fácil, pero soy un desastre. De repente tengo 5 fotos que me encantan e intento no subirlas muy seguidas. Después de esa racha estoy sin subir fotos desde hace no se cuanto. En lo que más quiero esforzarme es en fotos que sirvan verdaderamente de inspiración para crear vuestros outfits. Intentaré que cada 2 días tengáis una buena foto y además conseguir un feed bonito. Si queréis apoyarme en esta aventura mi instagram es @barbarapgs.

Pues ya está, no tengo más. Seguramente suenen un poco insulsos o simplemente no los consideraríais propósitos, simplemente cosas que quieres hacer en verano. Yo decido planteármelos así para asegurarme de que los cumplo. 

Contarme en comentarios cual es vuestro principal propósito para este verano.
Un beso,
Barby
Yo también he llorado en un probador

Yo también he llorado en un probador

Buenos días, tardes o noches, ¿qué tal os va todo? Llevo demasiado tiempo sin pasarme por aquí, pero la verdad es que no quiero excusarme. A partir de ahora el blog y el canal youtube vuelven a estar entre mis prioridades, así que espero encontraros por estos lares. Hoy no vengo a enseñaros productos, ni contaros un super truco ni consejo. Hoy toca un poco de reflexión que espero ayude a quien lo necesite.


Teniendo un blog de moda y belleza (enfocado desde la salud, detalle importante) asumir que me gusta ir de compras es lo lógico, ¿pero realmente es cierto? Supongo que sí, ahora sí. En verdad siempre me ha encantado ir de compra con mi madre, hasta que un día me encontró llorando en un probador con unos shorts que no me cabían. Ahora lo pienso y la solución era fácil, coger una talla más.


Durante años mi talla me ha importado demasiado. No mentiré diciendo que ahora no me importa, pero sin duda algo ha cambiado. Lo primero que ha cambiado es que como sano (pero sano de verdad, no lo que se dice que es sano) y hago ejercicio. Esas dos simples acciones ya me suben el ánimo para todo el día, sin embargo, hay algo más. 


El otro día de compras cogí como de costumbre 2 tallas. Usualmente me pruebo la pequeña primero, si me vale y me gusta perfecto, sino ya intento con una más. Pues por una vez empecé por la talla grande, seguramente por despiste. Al final me di cuenta que aunque la pequeña me cabía, la que realmente me quedaba bien era la grande. Tanto darle vueltas a un número que nadie conoce y olvidarse de la sonrisa que veo en el espejo cada vez que me pongo mi falda vaquera.


El mensaje que quiero compartir es que no voy a quejarme más de las extrañas estrategias de marketing de algunas marcas (señores, cuando quieran se dan ustedes cuenta de que no existen tallas únicas que nos valgan a todos), a partir de ahora voy a ir a los probadores con tantas tallas como vea necesarias, voy a probármelas y voy a decidir con cual me quedo sin dejar que los prejuicios me nublen el juicio. Tampoco os voy a mentir, si pierdo una talla siguiendo un estilo de vida saludable mejor que mejor, pero el objetivo no es un número, es esa sonrisa del espejo.

Un beso,
Barby