Conoce VEGANUARY | Empecemos 2020 con buen pie

Conoce VEGANUARY | Empecemos 2020 con buen pie

Enero es un mes para intentarlo, para darle una oportunidad a esa idea que lleva un tiempo rondando nuestra mente y para plantearnos nuevos retos. De retos va la entrada de hoy. Veganuary es una plataforma online que cada año nos propone: Comer vegano durante el mes de enero.

Saben que para muchos este es un gran desafío y por ello ofrecen un apoyo gratuito durante los 31 días. Desde 2014 han tenido más de 500.000 participaciones y el 98% responde que le recomendarían el reto a un amigo. A lo largo de estos años la razón principal de la gente para unirse ha sido la salud. Se dice que un hábito se crea en 21 días. Parece que con 31 días y ayuda se puede empezar muy bien el año. Personalmente siento, y bastantes encuestas coinciden, que cada vez hay un mayor interés por el poder ecológico de las dietas vegetales. Puede que la razón principal para apuntarse cambie.


Aunque yo ya sigo una dieta vegana he decidido sumarme. Quiero recordar cuales son las dificultades que siente la gente al principio y así poder ayudar mejor con mi contenido. No podemos negar que aún existen obstáculos. El primero suele ser el miedo al cambio. Si estás en esa situación y no te ves empezando este reto el día 1 mi propuesta es que te apuntes y durante la primera semana hagas una comida vegana al día. Desde este punto puedes disminuir el consumo de productos animales poco a poco.


Hace poco grabé este vídeo con Anxo Ma donde me preguntó dudas frecuentes sobre veganismo. Además, dejamos en la descripción muchos recursos e información para quien le interese. En este blog también hemos hablado del tema, por ejemplo: por qué los lácteos contaminan tanto, para superar el miedo a los gases tenemos esta entrada sobre cómo cocinar legumbres y también un poco de inspiración para aumentar nuestra variedad de proteínas vegetales.


Parece que 2019 ha sido el año en el que hemos despertado ante la emergencia climática. Hagamos del 2020 el año en el que actuamos. Apúntate aquí.

P.S.: Si lees esto y no es enero que sepas que el reto está activo durante todo el año.
Guía de Regalos Sostenibles 2019

Guía de Regalos Sostenibles 2019


El año pasado le estaba dando vueltas a una posible guía de regalos aptos para veganos, pero me pareció más importante empezar por qué NO regalar a un vegano. Ahora que vuelve la época el reto ha aumentado: La sostenibilidad se ha unido a la partida. Estuve valorando qué hace que un regalo sea sostenible, hasta que me di cuenta que realmente esa no era la pregunta importante. ¿Cómo es un regalo insostenible?

El peor regalo es aquel que termina en el vertedero, acumulando polvo en la estantería u olvidado en el trastero. La mayoría de las personas a las que recibirán un presente por mi parte no están tan adentradas en el mundo de la sostenibilidad como yo. A mi puedes regalarme unos estropajos vegetales, pero ellos mirarían bastante mal. 


En serio, si quieres me lo puedes regalar ;) Son de One Earth Barcelona
Así que para cuidar el planeta lo mejor que podemos hacer es cuidar a quien vamos a hacer un regalo. Lo sé, no siempre es fácil. Espero que las ideas y recomendaciones que te dejo a continuación te ayuden. También quiero recordar que muchos papeles de envolver están hechos de plástico. Por eso me he unido a Anxo Ma, compañero en esta misión sostenible, en este vídeo con ideas para envolver sin generar residuos.



Puedes dejar el vídeo para después o verlo ahora para animarte. Yo me pongo manos a la obra con mis recomendaciones.


  • Experiencias

Hace un año que en mi grupo cercano decidimos que los regalos serían una experiencia concreta. Vamos sobre todo al teatro y al ballet. Nada como compartir recuerdos.  Según tu cercanía con la persona puedes investigar algo para hacer juntas o recurrir a algún pack.


Saliendo de ver La Llamada


  • Libros
Puede que por el gasto de papel un libro no parezca una opción sostenible. Sin embargo, qué hay mejor que un libro que se lee y va pasando de una mano a otra. Si se ajusta a tu presupuesto un libro electrónico para un lector empedernido es una gran opción.


Si estás por aquí porque buscas algo para esa persona en tu vida preocupada por el medio ambiente, estas son mis recomendaciones.  Mis reyes magos vienen en camino con No Matarás de Reinas y Repollos. Además de recetas alucinantes incluye un manifiesto hablando de nuestro papel en la crisis climática actual. Vegetarianos con Ciencia lo leí en verano y me dejó pasmada. Muy util para interesados en nutrición. Eso si, para hacer más fácil la vida a tu sobrina, que acaba de hacerse vegana, regala a sus padres el libro: Mi hijo se ha hecho vegano. A muchas nos hubiese venido bien este favor. Por ultimo, también en mi lista de deseos, Ally Viamalama nos presenta una Guía Zero Waste para Salvar el Mundo.

  • Cósmetica
Cuando hablamos sobre cómo usar champú solido os conté que el primero que tuve fue un regalo. En Lush, además de los packs que tienen, preparan opciones personalizadas envueltas en tela. Todos los regalos que me han hecho de esta marca han sido un acierto, los trabajadores se involucran mucho. Si pretendes hacer la compra online te recomiendo Steppy. Están adornando las cajas por navidad y puedo asegurarte lo bien que huelen sus paquetes. Los packs de jabones están a la orden del día en esta época. Por suerte tenemos versiones más sostenibles y originales.


  • Tecnología
La única tecnología sostenible actualmente es la que ya existe. Además, la compra de segunda mano siempre va a ser mejor. Solo hay una marca que puedo recomendar tranquila. Light Humanity quiere acabar con la pobreza energética en el Amazonas y a la vez dotarnos de una energía sostenible. Tienen lámparas, una pequeña placa portátil y una batería portátil. Imagínate cargar a partir de ahora tu móvil usando solamente energía solar. Pues súmale que con tu compra llega una lampara solar a una familia del Amazonas. ¿No me dirás que no suena apetecible?

  • Para la casa
Ultimamente me he topado con marcas alucinantes que quiero compartir. En Lucirmas hacen maravillas a partir de botellas de vidrio. Economía circular en estado puro. Frágil Cerámica transmite elegancia y calma. Todo queda bonito en sus platos. Y para los amantes del café que van con prisas, Moricxe ha sacado cápsulas reutilizables. Me parecen perfectas para aquellas que quieren disfrutar de su cafetera de cápsulas y de un buen café sin depender de los desechables. Hola buenas, yo soy una de estas personas, estaré encantada de recibir tu regalo :P.


  • Moda
Aquí empieza el cajón desastre. La industria de la moda esconde muchas cosas, entre ellas una gran huella medioambiental. Por suerte se están extendiendo las tiendas vintage y cada vez surgen más marcas éticas y sostenibles. Debo ser fiel a lo que conozco, por lo que aquí voy a dejar únicamente las marcas que he probado.

Me siento obligada a empezar por Organic Basic. Estoy muy orgullosa de poder colaborar con ellos y ofreceros un código de descuento (BARBARAOBC). No es fácil sacar adelante un blog con estos principios; me niego a poner publicidad sin sentido. Así que si quieres puedes apoyar ambos proyectos. Para saber más te aquí hablé de ropa interior sostenible y aquí de ropa de deporte.


Los zapatos son mi obsesión. Por eso lo primero que escribí al volver al blog fue sobre marcas de calzado ético. Debido al uso que les he dado tengo que destacar las zapatillas de Flamingos' Life, las sandalias y botas de Mireia Playà.


10 botellas de plástico pueden convertirse en tu próxima mochila gracias a Charlie Feist. Para los bolsos confío y recomiendo Melie Blanco.


Votch es la única marca que ha conseguido que lleve reloj; así que sin duda se merecen una mención.

Podría seguir, pero creo que nos ha quedado una lista bastante completa. Te animo a dejar tus recomendaciones en comentarios y no te olvides del vídeo. Hagamos que nuestros regalos sean sostenibles por dentro y por fuera.

Muchas gracias por estar ahí. Nos leemos en la próxima entrada,

Barby

Ptss, igual que la entrada sobre qué no regalar a un veganopuedes compartir esta por el grupo de familia y/o amigos como indirecta. Así les ponemos más fácil que nos hagan un regalo que concuerde con nuestros valores.
Cómo Sobrevivir a la Navidad siendo Vegano/Vegetariano + Recopilación de Recetas

Cómo Sobrevivir a la Navidad siendo Vegano/Vegetariano + Recopilación de Recetas

El número de veganos, vegetarianos y otras tantas denominaciones sigue en aumento. Son varias las encuestas que indican que este año ha habido un despunte de gente abandonando los productos animales por motivos medioambientales, como el estudio Más Allá de la Carne de Proveg. Para estas personas las navidades pueden ser un reto difícil. Por eso, como veterana que ha sobrevivido a 3 navidades siendo vegana, quiero apoyaros desde la experiencia. Aunque se empiece por motivos medioambientales, tras ver documentales como DOMINION o Dentro del Matadero se suelen sumar motivos éticos y de empatía, aportando más dimensiones.

Realmente las preguntas son dos: ¿qué voy a comer? ¿cómo lo voy a gestionar?



Seamos sinceros, es probable que te enfrentes a cierto chantaje emocional. "Pero te lo he preparado con todo mi amor". Amor es reunirse, abrazarse y recordar los vínculos que nos unen. Lo que decidas poner en tu plato no representa el amor que sientes por tu familia o amigos. Lo aconsejable es prevenir estas situaciones. 

Mis primeras navidades le dije a mi padre que el veganismo no se toma vacaciones. El avisó a mi abuela y yo llevé un plato principal para compartir. Después, para nochevieja, se lo anuncié a la otra parte de mi familia y me sorprendieron con que ya habían pensado un menú. Adivinar la reacción de la gente es un juego peligroso. Suele salir mejor avisar y saber qué nos vamos a encontrar.


  • No quieren/pueden cocinar para mi
El primer año me propusieron mandar una receta a mi abuela para que todo siguiese igual que siempre. ¿Por qué igual que siempre? No es menos navidad si llevas tu comida en un tupper. Lo más fácil de cuadrar la mayoría de veces es avisar para que las guarniciones sean aptas para todos y llevar un plato principal para ti. Eso si, lleva de más; a todos les entra curiosidad. Además es una gran oportunidad para enseñar que hay un mundo vegetal más allá de la lechuga.




  • No sé que llevar
Lo que te apetezca. Al final de la entrada te dejo una recopilación de recetas navideñas, pero realmente no es necesario. Algún año hemos preparado cocido, yo tomaba las patatas, garbanzos y verduras. Sencillo. A veces nos ponemos una presión añadida pensando que tenemos que preparar un plato de cocina superior. Lleva aquello que tú disfrutes, que tengas tiempo para preparar y que no te agobie. Cuando, tras haber disfrutado de la comida, te sientas perfectamente y sin problemas de digestión, verás el poco sentido que tiene asociar satisfacción con estar hasta arriba.

  • Creo que me van a agobiar con preguntas
Las probabilidades son altas. Aquí se nos plantean dos posibilidades: que tengan una curiosidad sincera (un tanto descontrolada) o que les guste tocar las narices. En ambos casos la situación puede ser agobiante. Mis primos pequeños tenían bastantes dudas que yo estaba encantada de contestar, sin embargo las increpaciones de los adultos tornaban la situación amarga. Tú decides a quién y qué quieres contestar.

También es Navidad para ti, no tienes la obligación de contestar preguntas técnicas ni describir tu desarrollo ético personal. A su vez, si quieres hacerlo, adelante. Para mi es importante saber expresarme y lidiar con cualquier situación, por eso me gusta estar al día con la información. Aún así hay veces que estoy cansada o simplemente quiero disfrutar del momento sin que se genere un debate. En estos casos remíteles a tus fuentes. Si de verdad les interesa pueden verlo en los enlaces o libros que les recomiendes, si solo quieren molestar mejor no darles la oportunidad.


Ejemplo de respuestasveganas.org

  • Lo voy a pasar mal con trozos de animales muertos sobre la mesa
Hace poco que nacieron los bebes que se van a comer estas navidades. Cordero, cochinillo y pavo son los desgraciados elegidos. Igual que antes, es el momento de decidir qué prefieres hacer. No tienes ninguna obligación de sufrir por mantener una tradición. Si prefieres no asistir a las comidas principales es tu elección. Puedes disfrutar de la familia y amigos en otro momento, por ejemplo, invitándoles a una merienda en casa.

Ser sinceros es importante. Ver una cara en la "mesa de paz" sería demasiado sobrecogedor para mi, por eso mi familia recurre a presentaciones menos llamativas. No hay una respuesta correcta, solamente tu sabes cómo te sientes ante ciertas situaciones. Coméntalo, quizás podáis celebrar la navidad alrededor de una deliciosa cena vegana, quizás sea mejor visitar a la familia en otro momento o quizás te merezca la pena el mal trago para explicar tus argumentos. Tú decides.


Según evolucionamos las personas es normal que nuestras tradiciones evolucionen con nosotros. Parándome a evaluar las ultimas 20 navidades, nunca han sido iguales. Este año pues sé que llevaré una tarta comprada en Freedom Cakes, sé que en casa ya concomen la diferencia entre vegano y vegetariano y que tengo que mandar otra vez el post sobre qué no regalar a un vegano por el grupo de familia. Mejor prevenir que curar.

Espero que este año disfrutes de las fiestas y que las celebres como más te guste. Te dejo a continuación mi recopilación de recetas navideñas y alguna recomendación extra. Si tienes alguna duda puedes dejarla en comentarios o contactar conmigo por instagram o twitter, me encontrarás como @barbarapgs.


Recopilación de recetas


Paté de pimiento y nueces. Dip de espinacas y alcachofa. Paté de lentejas.

Para los entrantes lo más fácil siempre son los untables. Aunque he de confesar que a mi lo que me gusta es comprar un queso vegano y dejar a todos con la boca abierta.



Para Nochebuena y Navidad he encontrado este pastel de legumbres que parece super sencillo. Algún años he preparado el pastel del pastor, pero me gusta ir variando. Lo que no puede cambiar es mi lasaña de Año Nuevo, mi abuela y yo ya la tenemos perfeccionada. No ponemos queso vegano, solo con la bechamel casera está estupenda, pero quizás este año pruebe a ponerle del queso parmesano casero que os enseñé.





Ideas de guarniciones hay de sobra. Con las patatas nunca se falla, aunque alguna verdura también viene bien.


Cookies. Polvorones de chocolate. Trufas de avellana y chocolate. Manzana asada.

Teniendo exámenes en enero sin duda el postre prefiero comprarlo, pero también tenemos muchas recetas deliciosas.

Todas las recetas son de Danza de Fogones, me parecen de las más fáciles y apetecibles.

Mucho ánimo con las fiestas y un saludo,
Barby

10 Ideas Fáciles para Contaminar Menos

10 Ideas Fáciles para Contaminar Menos

Plantearse un estilo de vida sostenible puede ser abrumador, muy abrumador. De repente nos encontramos con una cantidad de problemas y cambios que en un principio no esperábamos. Por eso ando yo por aquí. Poco a poco estoy aprendiendo a digerir estos cambios hasta convertirlos en ideas que nos ayuden a contaminar menos.  Desde Organic Basic están promoviendo la campaña Low Impact Project con el objetivo de compartir y recopilar trucos para llevar un estilo de vida de menor impacto. Estas son mis 10 aportaciones.


Lavar la ropa solamente cuando hace falta. 
Una, no tan obvia, obviedad. Es muy fácil caer en la dinámica de llegar cansados a casa, cambiarnos y echar todo al cesto de la ropa sucia. Sin embargo, si no tienen manchas, la mayoría de las prendas aguantan más de una puesta. El truco muchas veces está en dejar que se aireen.



Mis grandes aliadas para aplicar esta idea son las mallas de yoga SilverTech de Organic Basic. Hemos hablado anteriormente de esta marca ética, concretamente de dos tejidos sostenibles que descubrí: el algodón orgánico y el tencel. Ahora he conocido uno nuevo. SilverTech es una gama que permite lavar la ropa menos a menudo, incluso la de deporte. Estoy trabajando el hábito de practicar yoga todas las mañanas, pero lavar cada día las mallas sería un despropósito. Con SilverTech las lavo cada dos o tres semanas, según la intensidad de las sesiones. Además, me ayuda a ser más consciente en general del uso que le doy a mis prendas.



Podéis usar el código BARBARAOBC para tener un 10% de descuento si os interesa algún producto de la marca.


Una capa más, un grado menos. 
Bajar un grado la calefacción del hogar implica un ahorro tanto monetario como energético. Ahora que viene el invierno estar en casa con un jersey y unos calcetines calentitos debería ser la norma. A pesar de que todos coincidimos en esto, con las nuevas calderas programables muchas veces sube la calefacción y acabamos en manga corta en pleno diciembre. Intentar hacer un gasto prudente es un paso sencillo, pero muy útil.

Organizar. 
Sí, algo tan sencillo como organizar puede ser de gran ayuda para el medio ambiente. Comprar algo que en principio ya tenemos porque no podemos encontrarlo supone un innecesario gasto de residuos. Este es el reto en el que actualmente más me estoy esforzando. Para mi los puntos claves son el armario y la despensa. Los cajones del armario los organizo reutilizando cajas de cartón, se acabaron los divorcios entre calcetines. A su vez, saber qué hay en la despensa y nevera evita el desperdicio de comida, un problema muy presente en nuestra actualidad. ¿Tienes algún truco de organización que nos pueda ayudar al resto?

Reutilizar hasta lo más estrafalario. 
Por aquí comentamos a menudo el reutilizar botes para comprar a granel. Este es solo uno de tantos ejemplos. Aún a riesgo de que me tachéis de loca os diré que yo reutilizo hasta mi cepillo de dientes de bambú. La recomendación para cualquier cepillo es no usarlo más de tres meses, como aún estaba bien decidí usarlo para limpiar el polvo de las teclas del ordenador. Así puedo llegar a cada rincón sin gastar esas insufribles toallitas. Desarrollo de la creatividad y reducción de residuos, todos salimos ganando.

Cocinar con la olla exprés o con la tapa puesta. 
El ahorro energético puede conseguirse a varios niveles. Las etiquetas de eficiencia de los electrodomésticos son muy importantes si estamos amueblando una casa, pero ¿y si ya está amueblada? También es necesario ver cómo podemos consumir menos con lo que tenemos. Llenar hasta arriba la lavadora o el lavavajillas, no meter en la nevera comida caliente, cocinar con la olla a presión, no calentar más agua de la que necesitamos... Una gran variedad de detalles. 

Este tipo de ollas al aumentar la presión invierten menos tiempo/energía en cocinar. No solo resulta súper práctico para cocinar legumbres, se puede aplicar a muchos más platos. Siempre que cuezo pongo la tapa y bajo el fuego, como la tapa retiene el calor se necesita menos energía. Si tienes algún consejo para ser más eficientes energéticamente déjalo en comentarios para que todos podamos aplicarlo.




Borrar emails de todo tipo. 
Hace poco, en una clase de bioética sobre el Big Data, nos comentaron que los centros de procesamiento de datos gastan el 1,5% de la energía eléctrica mundial y que por cada Giga que se descarga se gastan 200 L de agua. Esa misma tarde me puse a borrar emails antiguos. 

La nube tiene poco de nube, todo lo que guardamos en internet realmente está almacenado en enormes ordenadores que están siempre activos. Borrar los emails una vez leídos, desuscribirnos de esa marca a la que al final nunca hacemos casos, borrar de nuestra nube lo que no necesitamos, etc.  nos permite reducir nuestro impacto sin tener que renunciar a nada. Igual que metemos por si acasos en la maleta guardamos mucha información online por si acaso. Demos una vuelta por nuestra cuenta para valorar qué es lo que realmente necesitamos.

Reparar antes que comprar. 
No es un secreto que antes se reparaba todo; o al menos se intentaba. Zurcir, coser, afilar, esmaltar, remendar... Hay muchos oficios en juego porque ahora nos animan a usar, romper, tirar y comprar. Tenemos que hacer lo posible por darle una mayor vida a nuestras pertenencias. Yo por ejemplo me he topado con una costurera en el barrio que no conocía; quiero ir a que me entalle toda la ropa que tengo que me va grande y está en perfecto estado. A nivel social uno de nuestros grandes desafíos es exigir que los productos se diseñen teniendo en cuenta que sean reparables.


Viajar cerca y en tren.
Planear mini escapadas de fin de semana es siempre un gusto. Al crecer mi concienciación entré en un dilema por el impacto que tienen los aviones. Por suerte, el conflicto era más fácil de resolver de lo que parecía. España está llena de rincones extraordinarios a los que llegar en tren. No sé si será Granada, Barcelona o algún rincón de mi querida Galicia el próximo destino; son tantos los lugares a los que podemos llegar en tren. No digo que nunca más vaya a coger un avión en mi vida. Mi objetivo es tener en primer plano estas opciones sostenibles y después actuar según las circunstancias.




Probar una receta sostenible nueva a la semana.
Si seguimos una dieta vegetal nuestras emisiones de carbono serán de un 50% menores de media. Hablar de emisiones puede ser un poco lioso, por eso hice este análisis científico. Cada cual puede buscar el modo de avanzar en este aspecto sin agobiarse. Probar una receta vegana a la semana es bastante asumible. Y 2 y 3 y 4... No pongamos límites a nuestros avances. Yo que ya sigo un estilo de vida vegano me centro actualmente en pensar recetas con productos de temporada y locales.



¿No crees que sea fácil? Quizás tengas dudas a nivel de salud y nutrición. En ese caso te recomiendo el blog dime que comes de la nutricionista Lucía Martínez. Otra posibilidad es que necesites inspiración, puedes encontrarla en la sección de recetas. Personalmente te recomiendo que empieces por estas albóndigas de alubias.



Seguir informándonos y difundiendo.
Antes de actuar es importante preguntarse qué y cómo. Comparto a menudo documentales en mis entradas para aportar variedad a los canales de difusión. El último que más me ha impresionado es #PowerPlant, queda muy bien explicado el poder que tiene comer más plantas. Dedicar un rato a la semana a leer sobre cómo abandonar el plástico o reflexiones varias quizás no tenga un impacto directo, pero estos recursos nos preparan para ese estilo de vida sostenible que buscamos.


Disponible en YouTube, se pueden activar los subtítulos en la rueda de configuración.
Informarse y compartir. El efecto dominó es esencial. La suma de nuestra ayuda se puede convertir en una multiplicación al compartir la información y recursos que encontramos. Esta oportunidad que tenemos es una carrera contrarreloj. Cuantos más rememos, juntos y en la misma dirección, más fácil será llegar a la meta.

Espero que estas ideas te resulten útiles. Esta es una gran oportunidad para unirnos todos al Low Impact Project en comentarios. Te espero en twitter e instagram (ambos @barbarapgs) para seguir hablando y compartiendo.

Un saludo y hasta la próxima,
Barby
Cómo Usar Pastillas de Champú Sólido

Cómo Usar Pastillas de Champú Sólido

¿Cuántas botellas hay en tu ducha? Yo antes tenía unas 8. Siempre tenía 2 o 3 de champú, un acondicionador, una mascarilla y 2 geles. Obviamente no los usaba todos, pero se acumulaban. En mi intento de abandonar el plástico me armé de valor para probar el champú sólido. De 8 botellas a 3 pastillas. Champú, acondicionador y jabón.


Mi pelo siempre ha sido importante para mi. Incluso me reconectó con el blog. El problema era que me creía demasiado las campañas de marketing. Un día ordenando el armario del baño encontré una pastilla de champú. Al final ordenar resultó útil. Me la habían regalado hace un par de años y lo cierto es que me lo tomé como una señal. Resultó que no se me calló el pelo, no cambió de color ni mutó. Mi melenita rubia siguió como siempre. Al principio ni si quiera usaba acondicionador porque con el pelo corto la hidratación del champú era suficiente.


Lo que aprendí al cortarme mucho el pelo

Lavarse el pelo con champú sólido no tiene complicación. En mi caso, froto la pastilla entre las manos y enjabono las raíces, con el pelo mojado. También hay veces que froto directamente la pastilla sobre el cabello. Después aclaro y cojo el acondicionador. Froto directamente la pastilla de medios a puntas, incidiendo al final. Con el acondicionador en el pelo voy desenredándolo con los dedos. Si me cuesta paso los dedos por la pastilla para que sea más fácil. Mientras actúa el acondicionador me lavo con una pastilla de jabón y una esponja de luffa.


Acondicionador de Stepy

Sí, el procedimiento es bastante obvio. Lo explico porque me he dado cuenta de que el concepto de champú sólido intimida. No sé por qué. Es una pena con todas las ventajas que tiene:
  1. El formato sólido está concentrado; una pastilla equivale a 4 botellas de 250mL. No pagar por el agua supone un ahorro.
  2. También es un ahorro de combustibles fósiles. Se necesitan de media 15 veces más camiones para transportar las botellas que para  transportar las pastillas. 
  3. (Por lo general) no se utilizan químicos contaminantes. No olvidemos que lo que se va por el desagüe acaba en la naturaleza. Los controles tienen en cuenta que los químicos no afecten a la dermis humana, pero no hay controles de los efectos sobre el medioambiente. Actualmente eso corre a cargo del consumidor.
  4. No necesitan un envase de plástico.
  5. Son estupendos para viajar.

También es importante el cuidado de la pastilla. Para aprovecharlas al máximo lo esencial es que no se disuelvan en agua, por lo que no deben estar sobre una superficie lisa y mojada. Lo mejor son jaboneras que dejen que se escurra. Como veis yo he improvisado con las latas de viaje y las gomas que vienen con las verduras. Reduce, reutiliza y recicla. Es recomendable dejar el baño ventilando para que no se acumule la humedad; con abrir la ventana o la puerta suele ser suficiente.

Cuando os enseñé mi neceser zero waste la marca por excelencia era Lush. Aunque sigo comprando ahí, llevando mis latas para ahorrar papel, la marca Stepy está llamando mi atención. Lo primero que he probado es el acondicionar y es el mejor que he encontrado. Confío en apoyar a marcas con la mismas inquietudes que yo y he encontrado en Stepy un gran aliado. Espero que saquen más productos éticos y sostenibles.

¿Has probado la cosmética sólida? ¿Por qué crees que intimida tanto a la gente? ¿Te parece un cambio fácil para empezar a vivir sin plástico?

Espero alegremente tus comentarios. Un saludo,
Barby

Albondigas de Alubias

Albondigas de Alubias

Todo en la vida es práctica. La primera vez que mi pareja vino a comer a mi casa busqué una receta que dejase los platos veganos en buen lugar. Fallé estrepitosamente. Intenté hacer albóndigas de frijoles, pero más bien me salieron conglomerados. Por suerte Nacho no huyó y hemos podido preparar un montón de delicias veganas. Aún así yo tenía una espinita clavada.

Durante las vacaciones me da por inventar. Este ha sido el verano de las recetas. Pruebo para mi, después busco el veredicto de mi familia y finalmente toca llevarlo a un evento de AMA. Cuando me empezaron a llegar peticiones de la receta sabía que era el momento de compartirla. Así que aquí va. Albondigas de alubias y muchos trucos para que te salgan perfectas.



Ingredientes:
  • 3 vasos pequeños de alubias moradas cocidas
  • 1 vaso de copos de avena. Opción sin gluten: harina de garbanzo o de trigo sarraceno.
  • 1 cucharada de levadura de cerveza o nutricional
  • 1 cucharada de aceite
  • 1 cucharadita de tomillo
  • 1 cucharadita de sal
  • copos de maíz tostados

Procedimiento:
Triturar todo en un procesador, con batidora de mano o robot de cocina. Las batidoras de vaso generan vacío. Cuidado con que se sobrecalienten.



Pasar todo a un bol. El truco para hacer las albondigas es apretar un puñado para que coja consistencia y después darle forma. Si estás en contra de hacer albondigas sin carne no te preocupes, tengo la solución. Dale forma de estrellas. Listo, nadie las confundirá con albondigas. Para mi es que es más fácil hacer bolitas.


Ahora podemos hacerlas al horno o fritas. Como mejor lucen son empanadas en copos de maíz y fritas. Se machacan los cereales, se rebozan las albondigas y se fríen. Cuando las hago solo para mi las pongo en una bandeja de horno con un chorrito de aceite por encima. Quedan más secas así por lo que las acompaño con pisto.


Ya está, sencillo. A mi me encantan con patatas al horno o con un arroz. 



Houston, tenemos un problema. Aquí la solución:

Si intentas freír las albondigas sin rebozarlas se deshacen. Quedan ricas, pero al desmigarse el aceite ennegrece y se quema. Si no te gustan los cereales puedes usar pan rallado o una mezcla de harina de garbanzo y agua.

Para guardar en la nevera es mejor antes de darles forma. Yo cada vez practico más el batch cooking. Puedes guardar el preparado (o congelarlo) y durante la semana ir haciendo las albondigas. A veces también hago nuggets que añado a ensaladas o hamburguesas, todo con la misma masa.

Después de triturar seguramente tengas que amasar un poco la mezcla. A no ser que sea una muy buena procesadora las especias suelen acumularse, es recomendable mezclar la masa a mano.

Queda mejor con alubias recién cocidas. Una excusa para comprarlas a granel  con tu bolsa reutilizable.

Espero que probéis la receta y me mandéis una foto por instagram o twitter (@barbarapgs). Gracias por estar al otro lado de la pantalla. Gracias por dedicarle un poco de tu tiempo a este blog. Cuéntame con qué las acompañas que siempre estoy buscado ideas ;).

Un saludo,

Barby




Proteína Vegetal más allá de las Legumbres

Proteína Vegetal más allá de las Legumbres

Tengo una lucha interna: #junkfoodvegan vs #healthyvegan. En mi día a día como sano, pero mi amor por los donuts veganos no desciende. Ha salido hace poco el documental Game Changers sobre deportistas de élite veganos y a todo el mundo le está encantando. Este fin de semana lo veré en netflix para seguir alimentando el espíritu saludable. 


Solamente con el trailer queda claro que estos deportistas están bien servidos de proteína. Madre mía, menudos resultados. Tampoco voy a hacerme la sorprendida, fuentes de proteína vegetal hay de sobra. Las legumbres son sin duda mis favoritas. Son baratas, accesibles y con una densidad nutricional brutal. Aún así, no a todo el mundo le gustan y hay gente con alergias, por eso también es importante mencionar más opciones.



Los guisantes, pese a pertenecer a la familia de las leguminosas, en la mayoría de caso no dan alergia a aquellos que sí reaccionan frente a la soja. Estas bolitas verdes son un ingrediente típico de la cocina mediterránea. Sí, el plato que nos viene a la mente son guisantes con jamón, pero no es el único. Guiso de patatas, coliflor y guisantes. Ensaladilla rusa (vegana). Hummus de guisante.  O simplemente guisantes salteados con ajillo son una rica guarnición. 



Aún hay más. Del guisante se están sacando productos muy interesantes. Ya se comercializa proteína de guisante texturizada. que, al igual que la soja texturizada, es un buen procesado que puede servir para reemplazar la carne picada de muchas recetas. Beyond Meat ("más allá de la carne") hace sus productos de carne vegetal con proteína de guisante en vez de soja. Aviso importante: las hamburguesas beyond no saben a guisante. No tienes que hacerme caso a mi, puedes pedirlas en cualquier Goiko Grill o TGB; aunque la preparan mucho más rica en La Tía Carlota. La primera vez que yo la probé fue en goiko grill. Convencí a varios amigos, basándomela en su muy buena fama, y a la mitad de la cena les pregunté si les gustaba la hamburguesa. Me miraron raro. Se habían olvidado por completo que habían pedido una hamburguesa vegana. Recordemos que los guisantes sin procesar son más saludables, pero, ya sea por el sabor o por el mayor aporte proteico, estos productos merecen ser conocidos.



Quinoa, de lo barato y tradicional a lo caro y en tendencia. La quinoa tubo un boom muy grande. ¿Merecido? Depende. Cuando se quiere vender la sobrexageración está a la orden del día, pero lo cierto es que la quinoa es un pseudocereal con un aporte de proteína y nutrientes considerable. 

La variedad gastronómica que nos aporta la quinoa es alucinante, para muestra un botón. Además de las ensaladas veraniegas, mis básicos con quinoa es como "fideo" para sopas y en buddha bowl (lo que viene a ser un plato combinado de toda la vida). Con quinoa también se están haciendo harinas y cereales. Además de tener más proteína que los tradicionales es una opción interesante para los que evitan el gluten. No me quedo tranquila sin recordar la importancia de consumir local dentro de nuestras posibilidades. 



No es ternera. Ni es ternera ni ningún otro eufemismo que usamos para referirnos a pedazos de un animal muerto. Lo que se ve en la foto es seitan. El seitan se prepara a base de gluten de trigo. Eso significa que no es apto para celiacos y que es alto en proteínas, pero importante, no es una proteína completa.



La divulgación de nutrición se la dejo a expertos como Lucía de Dime que comes. Yo quería mencionar el seitan principalmente porque está muy rico y es muy versátil. Normalmente lo compro en bote de vidrio y lo tengo de consumo ocasional para añadir variedad a mis comidas. Hace poco vi esta videoreceta y me he animado a preparar hamburguesas de seitan casero. Ya os contaré por instagram como sale la cosa.



Vuelvo a hacer trampas. Aunque los cacahuetes son una legumbre se asocia normalmente a un cuadro de alergia a frutos secos. Los cacahuetes tienen tanta proteína como los garbanzos.  Para mi la gracia de este alimento es añadir proteína a los desayunos y los snacks. Tenéis por aquí a una devota de la crema de cacahuete. Si veo que os interesa compartiré mi receta secreta de galletas proteicas. 



Ya que estamos podemos hablar de los frutos secos en general. Saciantes, ricos en proteína y minerales. Yo llevo siempre a la universidad un bote pequeño reutilizado con una variedad de frutos secos. Investigando un poco me ha sorprendido las almendras tienen 21g de proteína por cada 100g. Son un extra fácil de añadir al desayuno, merienda e incluso comidas principales con esta receta de parmesano vegano.


Junto a los frutos secos están las semillas. En mi cabeza semillas se resume a semillas de lino y chía, las tomo como fuente de omega 3 y las utilizo mucho para sustituir al huevo en repostería. Una vez más el mix de semillas se puede espolvorear sobre un yogurt, puré, ensalada... lo que más nos guste. Un extra de nutrientes y proteína para quien lo quiera. Lo que sí me ha fascinado son las semillas de calabaza; con 36g de proteína por cada 100 están entre los alimentos sin procesar con mayor porcentaje.


A día de hoy hasta se puede comprar pasta alta en proteínas. Las que he probado son las de lenteja roja, de garbanzo y de guisante, pero hay bastantes más. Según nuestras alergias y sensibilidades habrá que escoger . 


Has acertado, lo que hay por encima es parmesano vegano y casero
Yo, que por suerte tolero todas las legumbres, adoro las espirales de lenteja roja. En vez de pensar qué proteína le voy a echar a la salsa preparo un sofrito de verduras y en 10 minutos tengo una comida completa.


Para el final me he dejado la levadura nutricional y la levadura de cerveza. Ahí ella tan bonita con un sabor que o lo odias, o te encantas (o como yo lo odias, hasta que un día de repente te encanta) pues tiene 28g de proteína por cada 100g. También tiene cantidades interesantes de vitaminas del grupo B y de minerales como el hierro o el calcio. El nombre de levadura confunde un poco y es que este alimento no fermenta, se come tal cual. Aún así no creo que nadie se tome de golpe 50g de "polvo". Aquí te dejo un post de una nutricionista con más información. En mi opinión el encanto de la levadura de cerveza es que a cualquier plato le puedes añadir un extra de sabor y nutrietnes en un momento. Por ejemplo preparando una pasta alfredo, añadiendo una cucharada o dos a la crema de verduras o por encima de las palomitas.

Creo que doy mi misión por cumplida. Fuentes de proteína vegetal hay de sobra, con aportarte un poco más de variedad me conformo. De hecho, la nutricionista Arantxa Muñoz está compartiendo últimamente recetas sin soja ni gluten con proteina en polvo para que sus pacientes tengan más variedad que batidos. Hay que romper mitos. Las legumbres sirven para mucho más que para potajes, bien cocinadas no dan gases y son una opción más de proteína vegetal.

Si quieres fliparlo un rato mírate el documental (The Game Changers en Netflix) y lo comentamos, sino, hasta el próximo domingo.
Un saludo,
Barby

P.S.: Al final vi el documental con mi padre y nos encantó; nos motivó mucho. Ahora mi padre me cuenta cómo está mejorando sus marcas a base de mejorar su alimentación. Recordemos que es un documental para entretenerse, no un artículo científico; teniendo eso en mente lo recomiendo sin duda :).