SLIDER

El drama de la Vitamina B12 | Suplementos Veganos

El drama de la Vitamina B12 | Suplementos Veganos

Suplemento B12

Una vitamina para gobernarlos a todos. O no, no sé, quizás no sea para tanto, quizás el drama sea un poco injustificado. Si no sabes a que me refiero, no te preocupes que ahora mismo contextualizamos. La vitamina B12 es el único nutriente que se debe suplementar si seguimos una dieta vegana o vegetariana. Aquí empieza el drama. Que si entonces no es una dieta natural, que si no es completa, que si en realidad es una mentira de la industria... 

¿Qué tienen de cierto estas acusaciones? Empecemos por el principio. La vitamina B12 es de origen bacteriano, es decir, solamente ciertas microorganismos son capaces de producirla, a estos se les conoce comúnmente como bacterias de suelo. Los animales en libertad obtienen la B12 pastando y en general tomando alimentos y agua sin desinfectar. Una situación muy diferente viven los animales mal llamados de granja.

Suplemento B12

La gran mayoría de vacas, cerdos, pollos, peces y demás animales que encerramos y matamos para comer su cuerpo son alimentados con pienso. Estos piensos están suplementados con vitamina B12 para evitar una deficiencia a nivel mundial. Así que, consecuentemente, si sigues una dieta vegana, vegetariana o tienes algún problema de absorción debes suplementarte directamente. Lucía Martinez, la nutricionista detrás del blog Dime que comes, nos responde en este post las preguntas frecuentes sobre la B12.

Más allá de las dudas nutricionales una cuestión común es la idea de que suplementarse es antinatural. Supongo que es cierto. El concepto de natural que guardo en mi cabeza se ha ido desdibujando en los últimos años. He querido comprobar qué dice la RAE (Real Academia Española) al respecto.



Con esta definición me figuro que no se consideran naturales los suplementos. Tampoco es muy natural estar escribiendo en este rinconcito de internet, ni que tú me estés leyendo desde algún dispositivo electrónico. Aún así voy a seguir escribiendo, y espero que tú sigas leyendo, porque esta definición de natural, realmente, ¿qué nos aporta?



La acepción número 6 quizás sea más interesante. Al final cada cual considera natural aquello que le resulta común. Hoy en día, especialmente en occidente, de vitamina B12 nos suplementamos todos. La controversia está en escoger entre una suplementación directa o indirecta. Si podemos, ¿por qué no quitar el sufrimiento animal de la ecuación?

De los naturistas a los puristas. Pseudo-nutricionistas que no paráis de recordar que sin suplementos la dieta 100% vegetal es incompleta, ya lo sabemos. Igual que tomo garbanzos por ser altos en proteína y calcio (además de muy versátiles), pues tomo un suplemento de B12. Me parece un poco sin sentido criticar "cómo sería" una dieta en vez de dar recomendaciones en base a cómo es.

A la hora de la verdad, seguramente desmentir estas ideas no sea lo importante. El peso del problema reside en la desinformación. En mi experiencia la mayoría de personas que quieren transicionar a una alimentación sin explotación animal no sabe que la suplementación con vitamina B12 es esencial. El cansancio y los primeros síntomas puede aparecer durante la transición o después, incluso años más tarde. La vitamina B12 tiene la particularidad de que se puede almacenar en nuestro hígado. Gracias a estas reservas podemos estar sin suplementarnos y sin problemas unos meses o unos años. Eso sí, calcular cuales son tus niveles de reservas es bastante difícil, y francamente innecesario.

Dentro de poco hará 4 años desde que dejé de comer cuerpos de animales. Los primeros dos años no me suplementé. Al principio no sabía que fuese necesario y después pensaba que como la leche de soja que tomaba estaba suplementada ya era suficiente. Me equivocaba. Un verano, leyendo Vegetarianos con ciencia, me di cuenta que era mucho más fácil y seguro recurrir a un suplemento. No quiero depender de mi apetito. En términos de seguridad, la única opción son los suplementos de B12. Ni algas, ni aguas sin desinfectar, ni ninguna insensatez que puedas oír de pseudo-infleuncers.



Yo tomo en concreto este formato. Me gusta porque es de los que mejores se absorben, el bote lo reutilizo para cosmética casera y además me alegra que la empresa Veggunn sea española. Que crezca la industria de comercio ético sin duda me parece una buena noticia. Contacté con la marca para ver si podía ofreceros un descuento y aquí lo tenéis: 5%veggunn-con-barbarapgs



También tienen vitamina D3 y omega-3 DHA, dos suplementos que son difíciles de encontrar en versión vegana en farmacias. Como he dicho, el único que es necesario es el suplemento de vitamina B12, pero si alguna vez un medico os prescribe vitamina D u omega 3 DHA aquí tenéis una opción que no implica animales.

Espero que esta entrada os haya aclarado un poco el drama de la B12. Si conocéis a alguien que debería suplementarse y no lo hace recordárselo. También espero que esto os sirva si tenéis a alguien que no siempre os increpa por vuestra "dieta anti-natural".

Un saludo,
Barby
Recetas con Garbanzos Fáciles, Sostenibles y Saludables

Recetas con Garbanzos Fáciles, Sostenibles y Saludables



Larga vida a los garbanzos. Fuente de proteínas, calcio, hierro, magnesio, fósforo, fibra... Un alimento que nos da vida, en más de un sentido. Salud para nuestro cuerpo y nuestro planeta. Hace tiempo que hablamos sobre porque optar por proteínas vegetales es tan importante, puedes verlo en la sección de ciencia. Para que esta elección sea aún más sabrosa y sencilla traigo esta recopilación.

Uno de mis trucos de organización en la cocina es un día preparar muchas porciones de legumbres e ir consumiendo a lo largo de la semana. Poco a poco estoy aprendiendo sobre batch cooking. Se pueden comer varias veces garbanzos a lo largo de la semana sin que los platos tengan nada que ver. Así que, aquí queda la entrada para cuando andemos con poca inspiración.

Garbanzos al pimentón (sin gluten)
Link a mi receta

En 5 minutos puedes conseguir que los garbanzos absorban todo el sabor de las especias. Ya tienes preparada la parte proteíca del plato y solo queda acompañar con lo que más te guste. Hace poco compartía en twitter esta foto de garbanzos al pimentón con puré de patatas y pisto.

Calabacines rellenos de garbanzos (sin gluten)
Link a la receta de soy vegana jenny
Jenny presenta esta receta como la indicada para iniciarse en la cocina. Yo tengo clarísimo que será lo próximo que pruebe.

Espinacas con garbanzos (sin gluten)
Link a la receta de danza de fogones
Irremediablemente sabía que no podía faltar este clásico. Los garbanzos con espinacas (de mi abuela) es uno de mis platos favoritos. Con 5 ingredientes y 15 minutos podemos volver a esos orígenes mediterráneos. La magia de innovar recordando.

Falafel (sin gluten)
Link a mi receta
Otro gran clásico entre las recetas vegetales es el falafel. Estoy segura de que no soy la única que se ha tomado un kebab de falafel a las tantas de la madrugada. Placeres de freidoras. Aún así en casa  prefiero cocinarlo al horno, sin renunciar a que esté tierno gracias a los trucos que descubrí

Esta es la única receta que no se prepara con garbanzos cocidos, sino directamente con los remojados. Mi recomendación es que dejes muchos garbanzos a remojo, con una parte hagas falafel (se puede congelar) y cuezas el resto para tener a lo largo de la semana.

Hamburguesa de garbanzos
Link a la receta de nutrición esencial
Muchas veces al falafel le doy forma de hamburguesa, pero si lo que tenemos es un bote de garbanzos entonces lo mejor son estas veggie burgers. Las hamburguesas de ternera son de las comidas que más contaminan. Por suerte podemos darle la vuelta a la situación, con esta opción disfrutaremos del presente y el futuro.

Hummus (sin gluten)
Está el hummus y el HUMMUS. La diferencia reside en el precio y el sabor. El HUMMUS es infinitamente más barato y delicioso. 400g por menos de 1€, sin plásticos y sin ingredientes malsanos. Os recomiendo que lo guardéis en un bote de vidrio reutilizado, aguanta mucho más tiempo que en envases de plástico.

Curry de garbanzos (sin gluten)
Link a la receta de danza de fogones
Creo que los curries impresionan un poco, parece que están muy fuera de nuestro alcance. Sin embargo, a nivel técnico son bastantes sencillos. Con una receta que nos aporte buenas indicaciones estoy segura de que te saldrá riquísimo. Aprovechemos para viajar cocinando.

Fajitas vegetales
Link a la receta de nutrición esencial
Sin ninguna duda, desde nutrición esencial me han dejado impresionada. Hasta ahora siempre he preparado las fajitas con soja texturizada, pero como ves tenemos muchas más opciones. Nunca dejen de asombrarme las posibilidades de la cocina vegetal

Atún vegano (sin glutén)
Link a la receta de danza de fogones
Has leído bien, atún. Con garbanzos se puede recrear el atún en lata que añadiríamos a ensaladas, empanadillas, pimientos rellenos... Para salvar los océanos debemos salvar a los peces, y, como ves, podemos hacerlo sin renunciar a nuestra cultura culinaria.

Croutons de garbanzos (sin glutén)
Link a la receta de danza de fogones
¿Te gusta añadirle un crunch a las ensaladas o cremas de verdura? Pues te informo que el pan no es tu única opción. En el tiempo que se hacen estos garbanzos especiados al horno puedes tener lista la comida. También podemos tomarlos si queremos un snack o aperitivo alto en proteínas.

Ensaladas con garbanzos
Link a las recetas de mi dieta vegana
Os confesaré un secreto, los veganos no siempre comemos ensalada, pero cuando lo hacemos son deliciosas. Marta, que lleva unos cuantos años hablando de dieta vegana, saludable y barata, tiene unas cuantas combinaciones que enseñarnos.

Yo creo que con esto apañamos unas cuantas comidas, ¿no? ¿Tienes alguna receta con garbanzos que añadirías? ¿Cual es la que más te ha sorprendido? Espero que esto se ayude a comer más saludable y sostenible. Nos leemos en comentarios.

Un saludo,
Barby

P.S.: Quizás también te interese este post sobre cómo evitar que las legumbres te den gases y este sobre opciones de proteína vegetal más allá de las legumbres.



Crema Agria | Receta Saludable, Sostenible y Vegana

Crema Agria | Receta Saludable, Sostenible y Vegana

Cada mes al revisar las estadísticas se mantiene en el top 5 la entrada en la que analizamos el impacto medioambiental de los lácteos. Tampoco se queda atrás en visitas la receta de parmesano vegano exprés. Así que para seguir haciendo más fácil, y deliciosa, la vida sostenible hoy toca nueva receta: Crema Agria.



Ingredientes:

  • Un puñado de anacardos (aproximadamente 25 g)
  • Un puñado de almendras sin piel (aproximadamente 25 g)
  • Un chorrito de zumo de limón
  • Un chorrito de agua o de leche vegetal sin azúcar
  • Sal y ajo en polvo al gusto

Los anacardos, aunque son muy versátiles para sustituir los lácteos, son más caros y normalmente vienen de muy lejos. Por eso he querido probar a sustituir al menos la mitad por almendras del país. Si te viene mejor usa solo almendras y si te sale rico con otro fruto seco cuéntanos en comentarios.


Procedimiento

La receta más fácil del mundo: añadir los ingredientes a un vaso de batidora y triturar.


Empezad con poco líquido para ir ajustando la textura a nuestro gusto. Usando leche de soja coge más sabor a crema agria, pues es  el limón cortando la leche lo que consigue el sabor agrio.


Sírvelo con tu comida favorita como este chili de judías y soja texturizada.


Justo hoy me he topado con esta publicación en la cuenta de @mundovvegano. Por Justin y Maise comparto estas recetas. Para que cada vez haya más historias con final feliz y menos finales en el matadero.

Gracias siempre por leerme. Un saludo,
Barby
Probióticos | Opciones Veganas

Probióticos | Opciones Veganas

Hace dos semanas al hablar sobre resistencia a antibióticos y cómo evitar futuras pandemiassurgió por encima el concepto de microbiota. La microbiota, o el microbioma, se compone de todos los microorganismos que habitan dentro de nosotros. Mantenemos una relación mutualista. Para recibir hay que dar. Nosotros principalmente les aportamos alimento y a cambio ellos producen vitaminas y nos protegen de posibles patógenos. Esta relación, como cualquier otra, hay que cuidarla. ¿Cómo? Básicamente consumiendo prebióticos y probióticos. 

Los prebióticos se refieren a la fibra de lo que comemos, el alimento favorito de nuestras bacterias. A su vez los probióticos corresponden a cuando tomamos directamente las bacterias. Se habla mucho del yogurt de vaca como fuente de probióticos, pero hay muchas más opciones. Vamos a ver unas cuantas.


Aviso, este contenido está pensado para aportar opciones veganas con probióticos. Si tienes alguna dolencia y crees que los probióticos te ayudarían primero acude a un profesional sanitario que te aconseje.

Yogures y quesos, fermentados y veganos. Quizás te pille por sorpresa pero los yogures veganos tienen probióticos. Esa es la diferencia entre yogur y postre. Para asegurarte de que es un yogur solamente tienes que leer los ingredientes y buscar que ponga "fermentos ...". Igual con los quesos veganos. Los artesanos, los más ricos, son fermentados.



Incluso puedes prepararlos caseros. Yo hace poco me animé y estoy formando un imperio de yogures de avena. La magia de los probióticos, se multiplican. Haces una tanda y del último sacas otra tanda.



Encurtidos.  Aceitunas, pepinillos, cebolletas... Un tentempié delicioso y alto en probióticos. Así de sencillo. La cantidad de probiótico es mayor cuando el encurtido no lleva vinagre. Aún así, si te gustan más con vinagre, como me pasa a mi, opta por esa opción. La comida es salud, pero también disfrute. No lo olvidemos.

Hortalizas fermentadas. Chucrut, kimchi, calabacín fermentado... Quizás suene raro, pero es porque no lo has probado. En el libro de recetas No Matarás de Reinas y Repollos hay una sección entera dedicada a los fermentos que ha revolucionado mis meriendas. Solo te digo que: hummus con calabacín fermentado es la apuesta ganadora.

Tempeh, el primo perdido del tofu. Es un alimento que se consigue con la fermentación controlada de alguna legumbre y/o grano. El más tradicional es el de soja, pero también son comunes los de garbanzos y guisantes. Tiene un sabor peculiar, fuerte. Puede que lo odies, que te encante o que tengamos que aprender a cocinarlo a nuestro gusto. En cualquier caso es una muy buena fuente de proteína y probióticos (hay que cocinarlo poco para no matarlos).

Rodajas de tempeh con arroz y verduras
Miso, un condimento singular. El miso se utiliza mucho en la cocina asiática y cada vez se está abriendo más camino en occidente. Algunos llevan grasa de pescado, cuidado con eso. Pero no te preocupes, hay muchos sin productos animales. Yo la verdad que le tengo muchas ganas a este ingrediente. Aprender a cocinar comida asiática es mi nuevo reto.

Bebidas fermentadas, nada como unas burbujas. La kombucha se ha puesto muy de moda, pero no es la única. El kefir también tuvo su momento de fama y se mantiene bastante. En este caso te diría también que cuidado, no nos forcemos tampoco. No hay que forzar el paladar a la bebida del momento. Yo tomo kombucha cuando salgo a cenar fuera porque me gusta más que cualquier refresco. También me encanta el tepache que prepararan mis amigas. Marina y Sergio, estoy esperando con muchas ganas que podamos repetir.



Probióticos en sobre, sencillo. Hay veces que necesitamos directamente un suplemento de probióticos, el ejemplo más común es cuando nos recetan un antibiótico. También se recetan para ciertos problemas intestinales. A mi me gusta coger la opción en sobre ya que las cápsulas a veces son de gelatina animal.



Como ves hay opciones veganas de probióticos, tanto alimentos como suplementos. Me gusta hacer estas recopilaciones porque a veces el contexto cultural o de marketing hace que recordemos solamente una opción. Otra que puede interesarte es: proteínas vegetales más allá de las legumbres

Como siempre gracias por entrar al blog. Un saludo,
Barby

Tofu Revuelto | Desayuno Proteico estilo Huevos Veganos

Tofu Revuelto | Desayuno Proteico estilo Huevos Veganos

¿Desayunáis todos los días? Yo he pasado por varias épocas con este tema. Según el hambre con la que me despierte me preparo unas gachastortitas de avena, tostadas... o meto fruta y cacahuetes en mi mochila para más adelante. Eso sí, me he dado cuenta que en épocas que practico más deporte tengo antojo de un desayuno salado y potente. Aquí viene el tofu revuelto a mi rescate.


Ingredientes:
  • Tofu: tanto como hambre tengas, 125g es una ración aproximada, pero yo me suelo acerar más a 200g.
  • Cúrcuma: le da el toque amarillo tipo huevos revueltos, pero si no te gusta omítela, aunque esté blanco puede tener mucho sabor.
  • Sal negra del himalaya o kala namak: es una sal que de casualidad tiene un sabor muy parecido al huevo. Se puede sustituir por sal común (mejor yodada), pero es realmente sorprendente el sabor a huevo le da al tofu.
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Mezcla de especias recomendada 1: además de las anteriores, pimienta negra, perejil y ajo en polvo.
  • Mezcla de especias recomendada 2: pimienta, comino, pimentón dulce, oregano.
  • Mezcla de especias recomendada 3: pimienta y curry (que ya es una mezcla).
Preparación:

Desmigar el tofu con las manos y añadir a la sartén.  Haz los tríos tan grandes como te gusten los trozos de huevos revueltos.


Añadir la mezcla de especias que más te guste e ir removiendo con el fuego en medio-alto. Mi recomendación es que añadas las especias poco a poco y vayas probando. Así puedes ajustar a tus gustos.


Si quieres que quede más jugoso añade un poco de agua.


El tofu revuelto puedes mezclarlo con muchas cosas. A mi lo que más me gusta es añadir tomate y espinacas (acelgas en su defecto) a la sartén y acompañarlo de unas tostadas de aguacate. Un desayuno o brunch bien potente y equilibrado.


Con esta imagen de Tras los Muros resumo porque prefiero el tofu a los óvulos no fecundados de gallinas, aunque quizás deberíamos hablar en profundidad sobre el tema. Hasta entonces cuéntame si eres más de desayunos salados o dulces.   

Un saludo,
Barby
Resistencia a Antibióticos | Como Puedes Evitar la Próxima Pandemia

Resistencia a Antibióticos | Como Puedes Evitar la Próxima Pandemia

No voy a decir que que la pandemia del covid-19 la veía venir, sería una gran mentira. Aún habiéndome enzarzado en conversaciones sobre las posibles pandemias causadas por la crisis climática, jamás me imaginé esta situación. Hay un paso muy grande entre saberse la teoría y experimentar las consecuencias. 

La relación entre crisis climática y pandemia tiene muchas vertientes. Por ejemplo, los glaciares se están derritiendo dejando sin hogar a millones de animales, pero también liberando virus milenarios totalmente desconocidos para nosotros. El 24/01/2020 el periódico ABC hablaba sobre el tema en este artículo. ¿Repercusión? Mínima. ¿Repercusión que se merecía? No lo sé, aunque creo que la población ha cambiado su reacción ante el concepto de virus desconocido

Con esto no quiero echar más leña al fuego. Mi objetivo lo tengo claro: empoderar a través de la información y ayudar a alinear nuestras acciones con nuestro conocimiento. En medio de este caos quiero contarte como podemos evitar la catástrofe sanitaria de la que nos llevan avisando demasiados años: la Resistencia a Antibióticos.


RESISTENCIA A ANTIBIÓTICOS

Empecemos por el principio. ¿Cómo ocurre la resistencia a antibióticos? Las bacterias aunque pertenezcan a la misma especie tienen ciertas diferencias genéticas, igual que nosotros mismos. De las millones de bacterias que puede haber en un ecosistemas por azar un pequeño porcentaje es resistente a antibióticos. Si añadimos un antibiótico morirán todas las bacterias menos ese pequeño porcentaje de resistentes. Hemos forzado la selección. También aumenta la resistencia a antibióticos debido a la transferencia horizontal de genes. Las bacterias pueden pasarse genes unas a otras, en este contexto significa que bacterias que no son resistentes pueden adquirir esta capacidad de sus compañeras.


RESISTENCIA A ANTIBIÓTICOS

Cada cierto tiempo aparece por mis redes sociales algún cartel incriminando a la población por usar antibióticos para todo. Lo que muy pocas veces encuentro es una advertencia que ponga: el 80% de los antibióticos de EEUU se venden a granjas y piscifactorias (1). Desgraciadamente no todos los paises tienen los datos públicos, pero la línea general es que se utilizan muchos más antibióticos en granjas que en farmacias. ¿Con qué consecuencias? Ya en 2013, por ejemplo, se vio en Pensilvania que quienes vivían más cerca de las granjas tenían un 30% más de probabilidad de ser infectados por Staphylococcus aureus resistente (2). Me pregunto si el porcentaje habrá aumentado en estos años.

En el pienso de los animales se añade sistemáticamente antibióticos con 2 objetivos. Por un lado evitar que si ocurre una leve infección se propague; el otro motivo es que los animales engordan más rápido. Las granjas se han convertido en grandes focos de microbios resistentes. Aún así el problema se expande más allá. El estiércol que se utiliza como abono lleva antibióticos o directamente bacterias resistentes, aumentando las especies resistentes en las tierras de cultivo. Incluso pueden aumentar en nuestros intestinos. Las bacterias de nuestro organismo pueden adquirir genes de los microbios de la carne y de cultivos contaminados aunque hayan muerto durante el cocinado. Este problema está escalando a tal nivel que se predice que en el año 2050 10 millones de personas morirán por resistencia a antibióticos (3). ¿Cómo evitarlo?


RESISTENCIA A ANTIBIÓTICOS

Un estudio sistemático de 2017 (1) respecto a como paliar esta situación concluyó que si la población redujese su consumo de productos animales a 40g/día la resistencia a antibióticos se reduciría en un 66%. 40g corresponde a una porción de cuerpos de animales o sus secreciones al día. Los autores del estudio consideran este cambio improbable y aportan otras posibilidades a nivel de legislación. Aún así advierten que el consumo de productos animales debería reducirse al menos a la mitad para conseguir resultados efectivos.

Entiendo la duda de estos autores. Desde su hoja de cálculo no podían predecir como se comportaría la población.  Por suerte para nosotros tenemos más datos con los que hacer predicciones. ¿Qué antecedentes tenemos? Proveg en su estudio Más Allá de la Carne (4) incluye una muy interesante encuesta. El 20% de la población española está reduciendo su consumo de productos animales para evitar la crisis climática. La cuarentena que estamos viviendo es un gran ejemplo de acción conjunta por el bien común. Cuando ya no quedan dudas, actuamos. 

El Centro de Control y Prevención de Enfermedades asegura que 3 de cada 4 nuevas enfermedades infecciosas provienen de animales (5).  A su vez en un informe conjunto de la OMS, la FAO y la OIE se expone como principal riesgo de aparición de nuevas enfermedades zoonóticas la demanda de proteína animal (6). Parece que no falta información, sino que esta se difunda.

RESISTENCIA A ANTIBIÓTICOS

Nuestro consumo ha plagado la tierra de granjas, de explotaciones ganaderas que alimentan la crisis sanitaria y climática. 70 mil millones es el número de animales que tenemos atrapados para matarlos y comerlos. Llegados a este punto y con las cartas sobre la mesa tú decides. ¿Pagar por enfermedades y catástrofes o por legumbres? Legumbres o cualquier otra proteína vegetal. Si decides actuar por nuestro futuro recuerda que mi buzón siempre está abierto para quien busque ayuda, además de la sección de recetas del blog claro.


PANDEMIA

Estamos haciendo un gran esfuerzo conjunto para frenar la pandemia del covid-19. Solamente actuando juntos podremos evitar la próxima crisis sanitaria. Igual que difundimos el mensaje de quedarse en casa te animo a que difundas esta información. Merecemos conocer todos los riesgos antes de tomar una decisión.

Como siempre gracias por leerme. Un saludo, 
Barby

P.S.: Gráfico recordatorio de cuanto puede reducirse tu huella ambiental según avances respecto a tu alimentación.


CARNE

Fuentes:
  1.  Van Boeckel, T., Glennon, E., Chen, D., Gilbert, M., Robinson, T., Grenfell, B., Levin, S., Bonhoeffer, S. and Laxminarayan, R., 2017. Reducing antimicrobial use in food animals. Science, 357(6358), pp.1350-1352. Enlace
  2. Casey, J., Curriero, F., Cosgrove, S., Nachman, K. and Schwartz, B., 2013. High-Density Livestock Operations, Crop Field Application of Manure, and Risk of Community-Associated Methicillin-ResistantStaphylococcus aureusInfection in Pennsylvania. JAMA Internal Medicine, 173(21), p.1980. Enlace
  3. de Kraker, M., Stewardson, A. and Harbarth, S., 2016. Will 10 Million People Die a Year due to Antimicrobial Resistance by 2050?. PLOS Medicine, 13(11), p.e1002184. Enlace
  4. Informe de Proveg: Más Allá de la carne. Enlace
  5. Zoonotic Diseases. Ceners for Disease COntrol and Prevention. Enlace
  6. Chomel, B., 2003. Control and Prevention of Emerging Zoonoses. Journal of Veterinary Medical Education, 30(2), pp.145-147. Enlace
Garbanzos al Pimentón | Receta Rápida y Saludable

Garbanzos al Pimentón | Receta Rápida y Saludable

Tener la comida lista en 5-10 minutos es posible, incluso puede ser una comida saludable. Legumbres al rescate. Los potajes están muy bien, pero tenemos muchas más posibilidades. Aquí os dejo mi propuesta más rápida y sencilla, es tan fácil que llamarlo receta me parece exagerado.

Garbanzos al pimentón

GARBANZOS AL PIMENTON

Ingredientes:

  • 200g de garbanzos por persona (aproximado a las recomendaciones generales)
  • Aceite de Oliva Virgen Extra, si resulta muy caro es mejor el aceite de oliva refinado que el de girasol.
  • Especias al gusto, mi recomendación: media cucharada* de pimentón dulce, otra media de pimento picante, media de comino (en grano o en polvo), media de ajo el polvo o 2 dientes, media de perejil y una pizca de sal yodada**. 
* Con cucharada me refiero a la sopera.
** La OMS, y en general los nutricionistas, recomiendan para toda la población optar por la sal yodada. Más información aquí.

Preparación:
GARBANZOS AL PIMENTON

En una sartén calentar el aceite y las especias a fuego bajo y dejar que la mezcla infusione. Es muy importante que el fuego este bajo para que no se quemen las especies. Cuanto más tiempo más sabor conseguiremos. Mi consejo es encender el fuego y dejar la mezcla mientras preparas el acompañamiento de los garbanzos. 

Lo más importante para que sea saludable es acompañarlos de verduras. Podemos preparar una ensalada de primero, tomarnos un vaso de gazpacho, calentar un pisto o una crema de verduras que tengamos en la nevera. Según el hambre que sintamos podemos echar más garbanzos o añadir patata cocida/al horno, arroz integral, pasta integral, pan integral...

GARBANZOS AL PIMENTON

Después de mínimo 5 min, yo recomiendo 10, añadir los garbanzos. Pueden ser de bote o que cuezas muchos una vez a la semana e ir usándolos. Si te asusta que las legumbres te den gases aquí te cuento como evitarlos. Tras añadir los garbanzos subir a fuego medio y remover para que se impregnen bien.

GARBANZOS AL PIMENTON

Servir con el acompañamiento que prefieras. Puede ser tan sencillo como picar unos tomates o calentar sobras de verduras con arroz.

GARBANZOS AL PIMENTON

Si tengo arroz o pasta con verduras las paso por la sartén para que cojan sabor, sino tuesto un poco de pan integral. La foto no hace justicia al sabor.

A pesar de la sencillez es una receta con mucho sabor. Desde que que se la enseñé a mi novio ha preparado así los garbanzos varias veces y me va contando si consigue el punto de pimentón que a él le gusta. Tengamos en cuenta además que una de las principales recomendaciones nutricionales actualmente es que aumentemos nuestra ingesta de legumbres. Ayudan a combatir la diabetes, los problemas cardiovasculares, el sobrepeso... Si os interesa la parte nutricional os recomiendo el blog de Dime que comes

CARNE
Comiendo legumbres ayudamos a nuestra salud y al planeta
Me alegra pensar que esta receta sencilla puede facilitar a alguien su cuidado de la salud. Es el momento de compartir el link con esa persona a la que quieres y quizás necesita un empujocito.

No olvides que puedes escribirme y proponerme entradas que consideres útiles. Un saludo,
Barby